China disparó múltiples misiles este jueves cerca de Taiwán, en las maniobras militares más extensas en la zona, un día después de que la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, finalizara su visita por la isla.

Los ejercicios comenzaron a mediodía e incluyeron fuego real en aguas del norte, sur y este de Taiwán, que Pekín reclama como propias; esto lleva a que la zona del estrecho esté en su peor momento en un cuarto de siglo.

El Ejército chino dijo alrededor de las 15:30 horas local que realizó múltiples disparos de misiles convencionales en aguas del este de Taiwán como parte de los ejercicios planificados en seis zonas diferentes que se extenderán hasta el mediodía del domingo.

El Ministerio de Defensa de Taiwán dijo que se habían disparado 11 misiles balísticos chinos Dongfeng en aguas cercanas a la isla. La última vez que esto ocurrió fue en 1996.

Las autoridades taiwanesas dijeron que los ejercicios violan las normas de Naciones Unidas, invaden su espacio y amenazan la libre navegación aérea y marítima.

Taiwán es un país autogobernado desde 1949, cuando los comunistas de Mao Zedong tomaron el poder en Pekín tras derrotar a los nacionalistas del Kuomintang (KMT) de Chiang Kai-shek en una guerra civil, lo que llevó al gobierno del KMT a retirarse a la isla.

La visita no anunciada de Pelosi desafió las advertencias de China, que considera la isla como una provincia rebelde.

Antes del inicio oficial de las maniobras, barcos y aviones militares chinos cruzaron brevemente la línea divisoria del estrecho de Taiwán varias veces por la mañana. A mediodía, buques de guerra de ambas partes estaban en la zona y muy cerca unos de otros. Taiwán envió aviones y desplegó sistemas de misiles para rastrear aviones chinos que cruzaban la línea.

China, que lleva tiempo diciendo que se reserva el derecho a tomar Taiwán por la fuerza, dice que sus diferencias con la isla son un asunto interno. Taiwán dijo que las páginas web de sus ministerios de Defensa y de Relaciones Exteriores y de la oficina presidencial fueron atacadas por los hackers, y advirtió de la «guerra psicológica» que se avecina.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, calificó la visita de Pelosi a Taiwán como un acto «demencial, irresponsable y altamente irracional» por parte de Estados Unidos, informó la cadena estatal CCTV.

Reiteró que China había hecho el máximo esfuerzo diplomático para evitar la crisis, pero que nunca permitiría que se perjudicaran sus intereses fundamentales.

En Broojula, Ana Paula Ordorica hace un amplio análisis sobre la visita de Pelosi a Taiwán, con el comentario de Fausto Pretelin, analista internacional y columnista de El Economista.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario