Luego de que este lunes se difundiera que la oficina de la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) , María Elena Álvarez-Buylla Roces, se encontraba en un proceso de remodelación, el Consejo aclaró la situación.

A través de un comunicado se negó que el proceso de remodelación, que sí se está llevando a cabo, implique un gasto para la administración pública.

Indicó que la remodelación se da en el marco de un mantenimiento integral que se realiza al inmueble, cuyo costo está siendo asumido en su totalidad por los dueños del edificio.

Explicó que el cambio de oficina del cual se hizo referencia en la prensa nacional, es un cambio dentro del mismo edificio, pues dejará de estar en el séptimo piso el cual describió como un «espacio de privilegios» para pasar a la planta baja donde podrá estar cerca de la comunidad con la que se trabajará.

Refirió que en las oficinas que se ocupaban hasta la administración anterior, había hasta una cocina industrial con chef de planta y un Roof garden en la terraza que era accesible para una «élite del Consejo». Ahora dijo el Conacyt, esas áreas se volverán de uso colectivo para encuentros de trabajo.

Adicional se señaló que se recuperaron cajas de libros que estaban «guardadas» en el estacionamiento del edificio, los cuales serán clasificados y estarán disponibles para los miembros de la comunidad científica del país.

Finalmente refirió que Álvarez-Buylla Roces percibe un sueldo que se ajusta a las políticas de austeridad del nuevo gobierno, por lo que negaron que gane más que el presidente de la República. Además dijo que su titular renunció a la percepción que recibía por ser miembro del Sistema Nacional de Investigadores.

 

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario