Este viernes, figuras influyentes del opositor Partido Laborista británico dijeron que el Gobierno de Gran Bretaña debería oponerse a la extradición del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a Estados Unidos.

El líder del partido, Jeremy Corbyn, señaló en un tuit que Washington está intentando extraditar a Assange porque sacó a la luz «evidencia de atrocidades en Irak y Afganistán».

Diane Abbott, vocera de la formación laborista para asuntos nacionales, declaró a la BBC que el Gobierno debería bloquear el proceso con base en los derechos humanos y que buena parte de la información que introdujo en el dominio público era de interés público.

El caso de Estados Unidos contra Assange es sobre la “vergüenza por las cosas que reveló sobre el ejército y los servicios de seguridad estadounidenses”, apuntó.

La policía arrestó al fundador de WikiLeaks este jueves en la embajada de Ecuador en Londres luego de que Quito le retiró el asilo.

Assange está preso mientras aguarda su condena por violar las condiciones de su libertad bajo fianza en 2012 y le aguarda un proceso de extradición iniciado por Estados Unidos que se prevé será prolongado.

La justicia estadounidense acusa a Assange de asociación ilícita para penetrar en una computadora del gobierno en el Pentágono. La pena máxima, de ser culpable, es de cinco años de prisión. También es posible que Suecia pida su extradición si los fiscales de ese país deciden presentar cargos por violación y abuso sexual, en otro caso separado.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario