La Cámara de Comercio de Estados Unidos ha calculado que los paquetes de ayuda a los sectores afectados por las medidas de represalia en contra de los aranceles del Presidente Donald Trump, pueden costar 39,000 millones de dólares a las arcas públicas del país, según un estudio publicado hoy.

El análisis de la Cámara concluye que el Gobierno de Trump debería asumir ese coste si quiere asistir de igual manera a todos los sectores damnificados por las represalias de otros países en contra de Estados Unidos, tal como ya ha hecho con los agricultores.

Trump lanzó la semana pasada un plan valorado en 12,000 millones de dólares para compensar a los agricultores perjudicados por los gravámenes que otras naciones han impuesto sobre productos estadounidenses.

Basándose en los subsidios aprobados ya para el sector agrícola, la Cámara estimó que la misma proporción de ayuda financiera a los otros sectores afectados negativamente por la tensión comercial ascendería a un total de 39,000 millones de dólares.

Entre sus proyecciones, calcula que Trump debería ayudar con 811 millones a los pescadores, 632 millones a los astilleros y con 4,600 millones a los productores de acero y aluminio, entre otros.

«Seamos claros: la mejor manera de proteger a las industrias estadounidenses de las consecuencias perjudiciales de una guerra comercial es evitar entrar en una guerra comercial en primer lugar», insistió la Cámara.

 

Con información de EFE / Foto: Archivo APO

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario