El pleno de la Cámara de Diputados aprobó esta tarde por mayoría, el dictamen con proyecto de decreto que modifica el artículo 1 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

Con esta reforma, expresó el coordinador de la bancada de Morena,  Mario Delgado, el gobierno tendrá la opción de comprar insumos, equipamiento y medicinas a través de organismos internacionales, en este caso la Organización Mundial de la Salud, y asegurar el abasto de medicamentos de buena calidad y a buen precio para todos los mexicanos.

“De eso se trata esta reforma, de romper el monopolio que muchas veces ejercían algunas empresas, pero sobre todo la corrupción; le vendían caro al gobierno mexicano y medicinas malas o echadas a perder”, subrayó.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) manifestó que hay muchos expolíticos que se dedican a vender medicinas, y una de las peores cosas que el presidente López Obrador encontró cuando llegó al poder fue el sistema de salud, que estaba enfermo del cáncer de corrupción.

La reforma fue aprobada por 290 votos a favor, 71 en contra y 0 abstenciones.

A nombre de la bancada del PAN, la diputada Martha Elisa González Estrada, afirmó que la reforma aprobada no resolverá el problema de desbasto, y conducirá a la opacidad, ya que se legalizarán y formalizarán las acciones para asignar contratos por adjudicación directa.

“Esta reforma pretende legalizar las acciones que ha realizado este gobierno por falta de orden, liderazgo y planeación en el abasto de medicamento, vacunas y demás insumos para la salud, comprando de forma discrecional sin cumplir con los tratados internacionales y con los procedimientos de licitación y transparencia, así como los criterios de competencia entre los diferentes proveedores que la misma ley señala», señaló la legisladora.

Lamentó que las adjudicaciones directas que se han hecho bajo el pretexto de la emergencia, han sido a sobreprecio hasta de tres veces más, tal y como ocurrió en el caso de la empresa del hijo de Bartlett con los ventiladores para el IMSS, en Hidalgo”.

La diputada de oposición además señaló que con la reforma se da un golpe muy fuerte a la economía del país y al empleo, pues se están poniendo en riesgo 100 mil empleos directos y 500 mil indirectos derivados de la industria farmacéutica, así como la pérdida de inversiones.

Ahora la reforma pasará a la Cámara de Senadores para su revisión y eventual aprobación.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario