El Banco de México (Banxico) presentó esta tarde el Informe Trimestral correspondiente a enero-marzo del 2020. En él, se plantean varios escenarios para el desempeño de la economía mexicana, en el que se se indica que podría caer hasta 8.8% en el presente año.

La Junta de Gobierno de Banxico indicó que desde finales de febrero, el entorno económico y financiero global se ha
tornado significativamente adverso y más complejo, ello debido a los retos y riesgos asociados con la pandemia de Covid–19.

Señaló que las medidas de confinamiento y distanciamiento social para contener la propagación del virus, han provocado afectaciones sumamente importantes sobre la actividad económica mundial y los mercados financieros internacionales.

Alertó que el hecho de que la evolución de la pandemia aún esté en proceso tanto a nivel global como nacional genera un alto grado de incertidumbre para cualquier proyección de la actividad económica de México. En particular, aún es incierta la duración y profundidad de la pandemia, tanto en México, como en otros países.

En ese sentido, dijo que las medidas de desconfinamiento o la imposición de nuevas, incidirán en los tiempos y el ritmo en los que podría esperarse una recuperación y normalización de la actividad económica nacional, misma que, además, estará influida por el ritmo de recuperación de otras economías.

Ante la incertidumbre que genera la pandemia, Banxico indicó que se han construido diversos escenarios sobre el posible comportamiento de la actividad productiva, basados en diferentes supuestos acerca de la profundidad y duración de las consecuencias de la pandemia.

Partiendo del punto intermedio de las previsiones para 2020 de entre 0.5 y 1.5% para el crecimiento económico esperadas en el Informe Trimestral anterior, previas a la emergencia sanitaria, y considerando la información adicional sobre el desempeño de la economía, se plantearon los siguientes escenarios para las tasas de variación del PIB en 2020 y 2021.

En el escenario de afectación tipo V, donde los daños económicos, provocados tanto por la debilidad de la demanda externa causada por la pandemia, como por una menor producción de diversos sectores de actividad en cumplimiento de las medidas de distanciamiento social, se concentran en el primer semestre del año. Posteriormente, se supone una recuperación relativamente rápida de la actividad económica, que persiste a principios de 2021, normalizándose el ritmo de crecimiento de la actividad en el resto del horizonte. Dicho escenario supondría una contracción del PIB de -4.6% en 2020 y una expansión de 4% en 2021.

En un segundo escenario, el tipo V profunda, las afectaciones a la actividad económica son más intensas y se extienden al tercer trimestre del año, para luego presentar una reactivación hacia el cierre del año y durante 2021. Bajo los supuestos de este escenario, la caída del PIB sería de -8.8% en 2020 y un crecimiento de 4.1% en 2021.

Finalmente, en el escenario de afectación tipo U profunda la debilidad de la actividad económica causada por el choque en el primer semestre de 2020 se extiende durante el resto del año, seguido de una recuperación lenta durante 2021. Ello ocasionaría un retroceso del PIB de -8.3% en 2020 y una disminución adicional de -0.5% en 2021.

«Nótese que la diferencia máxima entre escenarios es de más de 4 puntos porcentuales tanto en 2020, como en 2021. Ello representa la profunda incertidumbre a la que está sujeta la economía y las diferentes trayectorias que podría presentar el PIB», explicó la Junta de Gobierno.

Sobre el empleo, indicó que la incertidumbre en torno a las previsiones de crecimiento se traduce, a su vez, en  incertidumbre respecto de las expectativas para la variación del Knúmero de puestos de trabajo registrados en el IMSS.

Con base en los escenarios planteados, se presenta un rango amplio de posibles resultados para dicho indicador. Así, en 2020 podría observarse una variación negativa de entre 1,400 y 800 mil puestos de trabajo, en tanto que para 2021 se podría presentar una variación de entre -200 y 400 mil puestos de trabajo.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario