Elon Musk causó revuelo con un tuit en el que anunciaba su intención de comprar al Manchester United, cuyos actuales dueños gozan de la antipatía de amplio sectores de la afición del club inglés, aunque horas después dijo que todo era una broma.

La nueva polémica del multimillonario se da mientras se encuentra en medio de un litigio legal en Estados Unidos tras desistir de su plan de adquirir Twitter por 44,000 millones de dólares.

Musk es un usuario activo de la plataforma, a menudo comentando sobre temas sociales o bromeando con sus 103 millones de seguidores, y ocasionalmente metiéndose en problemas con los reguladores estadounidenses.

A primera hora de hoy, Musk publicó un tuit en el que se refería a sus afiliciones políticas, seguido por un segundo tuit: «Además, voy a comprar el Manchester United. De nada».

El mensaje estremeció al mundo del Manchester United, anunció que fue bien recibido por muchos de sus seguidores, tras casi una década de malos resultados.

A la pregunta de un seguidor si lo decía en serio, Musk lo aclaró en otro tuit: «No, esta es una vieja broma que tengo en Twitter. No voy a comprar ningún equipo deportivo».

No es la primera vez que Musk bromea sobre comprar una franquicia popular. En abril, tuiteó: «Lo siguiente será comprar Coca-Cola para volver a ponerle la cocaína». En un hilo de mensajes sobre el Manchester United, Musk recordó el tuit sobre Coca-Cola.

Previamente, Musk se metió en problemas con la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos por una serie de tuits en los que aseguraba tener los fondos para la privatización de Tesla, algo que provocó que se disparasen las acciones del fabricante de vehículos eléctricos. Ello acabó con un acuerdo en el que se requirió que sus tuits fueran aprobados por un abogado de Tesla antes de ser publicados.

Bajo la dirección de Alex Ferguson, el United fue uno de los clubes más exitosos del mundo, conquistando 13 títulos en la Liga Premier y dos Ligas de Campeones. Pero desde que Ferguson se retiró en 2013, el equipo no ha logrado despuntar.

La pasada temporada, el United acabó 35 puntos detrás del campeón Manchester City, su rival de ciudad. Los aficionados se han manifestado en contra de la familia Glazer, los estadounidenses dueños del club.

Sin embargo, bastó la broma del CEO de Tesla para hacer que las acciones del club subieran casi un 5% a media jornada. A las 12:00 hora local, las acciones del Manchester United, que se negocian con la abreviatura MANU en la Bolsa de Valores de Nueva York, subían un 4.77%.

No obstante, la mayor subida se vio antes de que Wall Street hiciera sonar su campana de apertura, cuando las acciones del club inglés subían hasta un 17% en las operaciones electrónicas previas.

Según la valoración bursátil del club, la compra de todas las acciones del Manchester United le habría costado a Musk alrededor de 2,000 millones de dólares.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario