El gobierno de Estados Unidos reanuda este lunes el programa «Quédate en México” en medio de crecientes dudas de si logrará garantizar la seguridad de los solicitantes de asilo, que tendrán que esperar en nuestro país el proceso de sus casos.

El programa, una de las insignias de la Administración de Donald Trump, fue derogado por el gobierno de Joe Biden, pero un juez federal ordenó reanudarlo, y desde entonces Estados Unidos ha estado negociando con el gobierno de nuestro país los parámetros en los que se implementa a partir de hoy la iniciativa.

Aunque el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) aseguró haber hecho varios cambios para dar mayores garantías, los defensores de los migrantes creen que no serán suficientes.

La Casa Blanca insistió la semana pasada en que ha trabajado «de cerca» con el gobierno de México para ofrecer refugios y transporte seguro a los solicitantes de asilo en el proceso, pero el anuncio ha generado varios cuestionamientos.

Los cambios realizados por el DHS a los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), designación formal del programa «Quédate en México” incluyen el compromiso de que los procedimientos “generalmente” concluirán dentro de los seis meses posteriores al regreso inicial de una persona a México, un plazo que también ha sido cuestionado por los defensores de los migrantes.

El DHS aseguró que aquellos procesados en MPP tendrán «oportunidades significativas» para acceder a información y asesoría o representación legal. Todas las personas inscritas en MPP también tendrán acceso a teléfonos (y, cuando sea posible, videoconexión) para hacer llamadas gratuitas con un abogado en un entorno confidencial, señaló el gobierno.

Recordemos que casi el 95% de los cerca de 70,000 solicitantes de asilo bajo MPP no pudieron encontrar un abogado.

En medio de las críticas, la administración Biden ha reiterado su objetivo de poner fin a MPP. El pasado 29 de octubre, el secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, emitió un nuevo memorando explicando su decisión de dar por terminado el programa pero tendrá que esperar a que se resuelva a su favor la demanda entablada por varios estados conservadores que lo obligaron a restablecer la política.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario