El enfrentamiento entre Israel y Hamas provocado por semanas de tensiones en Jerusalén se intensificó este martes, cuando Israel lanzó nuevos ataques aéreos contra la Franja de Gaza, mientras que los extremistas atacaron la zona sur de Israel con cientos de cohetes.

Los nuevos intercambios dejaron sin vida a decenas de milicianos y civiles en Gaza y al menos tres israelíes, así como más de 100 heridos.

El ráfaga de cohetes disparados desde la Franja de Gaza y los ataques aéreos de Israel contra el territorio continuaron casi sin parar durante todo el día, en lo que parecían ser uno de los combates más intensos entre Israel y Hamas desde su guerra de 2014.

El fuego fue tan implacable que el sistema antimisiles israelí ‘Cúpula de Hierro’ pareció estar abrumado. Se veían columnas de humo emergiendo de muchos lugares en la Franja de Gaza.

Desde la tarde del lunes, 28 palestinos, entre ellos 10 niños y una mujer, murieron en Gaza, la mayoría por ataques aéreos, dijeron las autoridades de salud locales. El ejército israelí dijo que al menos 16 de los muertos eran milicianos.

En Israel se informó de tres muertes. Inicialmente se reportó que dos mujeres fallecieron por cohetes disparados desde Gaza, que alcanzaron sus casas en la ciudad de Ashkelon. Luego los paramédicos confirmaron la muerte de una mujer de 50 años por cohetes que cayeron cerca de Tel Aviv.

Fueron los primeros decesos israelíes durante la ola actual de violencia. Al menos otros 10 israelíes han resultado heridos por el enfrentamiento desde el lunes por la noche.

Después de esas muertes, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que el gobierno decidió «aumentar tanto la fuerza como la velocidad de los ataques» contra los grupos Hamas y Yihad Islámica en la Franja de Gaza.

Funcionarios de Egipto dijeron que estaban tratando de negociar un alto el fuego, pero el nuevo ciclo de violencia estaba cobrando fuerza. Incluso antes de las muertes de las dos mujeres israelíes, el Ejército israelí dijo que estaba enviando refuerzos de tropas a la frontera con la Franja de Gaza y el ministro de Defensa ordenó la movilización de 5,000 soldados de reserva.

El portavoz militar de Israel, teniente coronel Jonathan Conricus, dijo a los periodistas que sus fuerzas estaban reforzando las posiciones defensivas en la frontera para evitar posibles infiltraciones, además de aumentar su capacidad ofensiva, principalmente en el aire. Dijo que el objetivo era enviar un «mensaje claro» a Hamas.

Por su parte Hamás informó que había disparado un total de 130 cohetes contra la ciudad israelí de Tel Aviv, donde sonaron las alarmas antiaéreas y quedó cerrado al tráfico aéreo el aeropuerto Ben Gurión.

Hamás indicó que había lanzado ese ataque masivo en respuesta a la destrucción por parte israelí de un edificio de 12 plantas en Gaza en el que dirigentes del movimiento armado tenían sus oficinas.

Estados Unidos llamó tanto a Israel como a los palestinos a cesar las muertes de civiles, algo que consideró «profundamente lamentable».

«Israel tiene derecho a defenderse. Al mismo tiempo, los informes de muertes de civiles son algo que lamentamos y nos gustaría que cesara», dijo a la prensa el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price. «No queremos ver provocaciones. Las provocaciones que hemos visto han resultado en una pérdida de vidas profundamente lamentable».

En Canadá, que al igual que Estados Unidos es un aliado clave de Israel, el primer ministro Justin Trudeau calificó la violencia de «terrible». «Debe haber una desescalada de inmediato. Necesitamos ver un cese de la violencia y los ataques», dijo Trudeau a periodistas.

«Los ataques con cohetes de Hamas son absolutamente inaceptables. También estamos muy preocupados por los asentamientos y los desalojos de palestinos», agregó.

Foto: Twitter @agusantonetti

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario