Estados Unidos superó este martes su récord de personas hospitalizadas por COVID-19, con casi 146,000 pacientes internados, según datos del Departamento de Salud estadounidense. De ellos, casi 24,000 se encuentran en terapia intensiva.

El récord anterior era de más de 142,000 y se batió el 14 de enero de 2021, hace casi un año.

Estados Unidos se enfrenta actualmente a un brote impresionante de la epidemia vinculado a la variante Ómicron. El país ha registrado números récord de contagios desde finales de diciembre.

«Hay 17 veces más peligro de ser hospitalizado, y 20 veces más riesgo de morir, si no estás vacunado que si lo estás», indicó este martes el doctor Antony Fauci, asesor de la Casa Blanca sobre la crisis sanitaria, durante una comparecencia ante el Senado.

En Nueva York, a finales de diciembre, por cada 100,000 personas, el número de hospitalizaciones era de poco más de 58 entre los no vacunados, en comparación con poco menos de 5 entre los pacientes con la pauta de vacunación completa.

Unas 18,500 personas con COVID-19 como promedio ingresan cada día en un hospital, según los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC). Sin embargo, algunos pueden estar en el hospital por otros motivos y dar positivo por coronavirus cuando se les somete a una prueba de detección.

Así, el COVID sobrepasa el sistema de atención médica de Estados Unidos, ya afectado por la variante Delta y por las renuncias masivas de personal. Aunque Ómicron causa casos graves a un ritmo menor que Delta, está llegando a más personas debido a su carácter extremadamente infeccioso.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario