El gobierno federal espera que Estados Unidos responda entre hoy y mañana el planteamiento hecho por el  presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de que no sea excluido ningún país del continente de la Cumbre de las Américas, según dijo el canciller Marcelo Ebrard a su salida de Palacio Nacional.

Aseguró que hay interés por parte del gobierno de Estados Unidos al planteamiento que México ha hecho de invitar a todos los países de la región, ya que dijo que si no hubiera esa apertura al diálogo, no se hubiera llevado a cabo al reunión de hoy.

Añadió que Dodd indicó: «tomo los datos de todo lo que se ha dicho el día de hoy y les doy la respuesta en las próximas horas o el día de mañana'», aunque aclaró que México no puede poner plazos a Washington. «No les podemos dar un tiempo, es una decisión de ellos, pero el objetivo del diálogo fue bueno, fue positivo».

«Soy optimista (…) el diálogo es la base de la diplomacia», esgrimió el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Posteriormente, a través de un video publicado en sus redes sociales, Ebrard indicó que a distancia, el presidente conversó con Christopher Dodd, Asesor Especial del Presidente Biden para la Cumbre de las Américas, calificando la llamada como «franca e interesante».

El canciller dijo que la llamada se dividió en dos partes, la primera tuvo que ver con las oportunidades representa la Cumbre para todo el continente, discutiéndose temas como la movilidad laboral; un plan de acción de salud; la  recuperación económica tras la pandemia, y el restablecimiento de las cadenas de suministros de toda América.

Indicó que la conversación se dio en español, y duró alrededor de una hora con 40 minutos. Reiteró que el funcionario estadounidense se encuentra atendiendo su agenda desde casa, al haber dado positivo a COVID-19.

La segunda parte de la llamada se centró en el planteamiento que ha hecho el presidente López Obrador, sobre que no debe excluirle a ningún país de la Cumbre, algo que ha generado polémica, ya que el mexicano ha advertido que si no se invita a algún país, él no asistiría personalmente, algo que ha sido secundado por otros mandatarios de la región.

Ebrard dijo que se insistió en dejar atrás «otras etapas de la historia, más simbolizadas por o que ha sido la OEA y otros supuestos de América para los Americanos». Añadió que el Asesor Especial también expuso la importancia que la Cumbre tiene para el presidente Biden.

«Vamos a mantener las próximas horas y días este diálogo que me parece que ha sido muy constructivo y en buenos términos con el gobierno del presidente Biden (…) lo importante es que el diálogo es muy bueno, y estimo que la reunión fue positiva», concluyó.

Horas antes, el presidente López Obrador indicó que pediría a Christopher Dodd que Estaos Unidos «inicie una nueva política» en la región, a partir de la Cumbre de las Américas.

«La Cumbre podría ayudar a iniciar una política nueva y le tengo confianza al presidente (Joe) Biden, creo que él podría dar este paso y hacer atrás toda esa política anacrónica, injusta, de subordinación, de falta de respeto a la independencia, a la soberanía de los pueblos», manifestó.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario