Los ministros de Exteriores de Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Turquía y Catar, además de la Unión Europea (UE) y la OTAN, comenzaron este lunes una reunión virtual para coordinar los pasos que se darán respecto a Afganistán, tras la retirada de las tropas internacionales.

El encuentro, que está encabezado por el secretario de Estado de EUA, Antony Blinken, se produce a un día de que se cumpla el plazo para la evacuación y presencia militar estadounidense.

En un comunicado, emitido antes de la reunión, el Departamento de Estado subrayó que los participantes, a los que calificó de «aliados clave», hablarían de «un enfoque coordinado para los días y semanas próximos» en Afganistán.

Recordemos que Estados Unidos ha iniciado ya la fase de repliegue de sus tropas en Kabul, destinadas a garantizar la seguridad del aeropuerto de la capital afgana durante las evacuaciones de ciudadanos estadounidenses y de sus aliados afganos.

Hasta el momento, han sido sacados de Afganistán 5,400 estadounidenses, del total de casi 120,000 personas, incluidos colaboradores afganos y ciudadanos de terceros países, que han salido del país en las últimas dos semanas.

Las labores de evacuación de los últimos días se producen en medio de un creciente riesgo de ataques después del registrado en el aeropuerto de Kabul del pasado jueves, reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI), que dejó 13 soldados estadounidenses muertos y 18 heridos, y en el que también fallecieron y fueron heridos decenas de afganos.

La Casa Blanca ha asegurado que ni Estados Unidos ni sus aliados tienen prisa por reconocer un gobierno de los talibanes en el futuro próximo tras la retirada completa prevista, a más tardar, para mañana martes.

El pasado viernes, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, reconoció que su país está «discutiendo activamente» si mantendrá presencia diplomática en Afganistán después de mañana, pero que primero tienen que haber unas condiciones de «seguridad básicas» sobre el terreno.

Además, citó «una serie de criterios que deben cumplirse» por parte del futuro gobierno afgano para que Estados Unidos pueda «trabajar» con él, entre los que mencionó el «respeto» a los derechos de sus ciudadanos, especialmente de las mujeres, y que «cumpla con sus compromisos antiterroristas».

Al respecto, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, se reúne este lunes con los representantes de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, que tienen derecho a veto, para discutir la situación en Afganistán.

«Esta reunión con los cinco países, de esta tarde, debe ser vista como una extensión de sus buenos oficios para intentar unir a la comunidad internacional en el Consejo de Seguridad», dijo el portavoz de Guterres, Stephan Dujarric, este lunes en su rueda de prensa diaria.

El Consejo de Seguridad está compuesto por 15 países de los que sólo China, Estados Unidos, Rusia, Francia y Reino Unido cuentan con representantes permanentes y derecho a veto. Francia y Reino Unido han propuesto la creación de una zona segura en el aeropuerto civil de Kabul bajo control de la ONU que permita continuar las evacuaciones desde Afganistán, adelantó el domingo el presidente francés, Emmanuel Macron.

La creación de esa zona segura «es muy importante. Daría un marco de Naciones Unidas para actuar con urgencia», explicó Macron en una entrevista publicada por Le Journal du Dimanche.

Este lunes, Kabul sufrió nuevos ataques que tenían como objetivo el aeropuerto, a tan solo unas horas de que concluya el plazo para la retirada total de las fuerzas extranjeras de Afganistán y el fin de las evacuaciones.

La ciudad se despertó hoy con el lanzamiento de varios proyectiles contra el aeropuerto, disparados desde la parte trasera de un vehículo, en un ataque que fue reivindicado horas más tarde por la rama afgana del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Aunque no se han reportado víctimas mortales, algunas imágenes que se difundieron en las redes sociales y los canales de televisión locales mostraron daños por las explosiones que afectaron al menos a una vivienda y a un vehículo.

Los ataques de hoy tuvieron lugar después de que la ciudad sufriera el domingo otras dos explosiones, una provocada por el lanzamiento de un dron estadounidense contra un vehículo en el que viajaban supuestos miembros del EI y otra por el impacto de un cohete contra una casa.

El ataque contra la vivienda causó al menos diez muertos y cinco heridos, en su mayoría niños, afirmó Hazrat Shah, un líder del área donde se produjo el suceso, que detalló que «la familia tenía algunos invitados en casa» cuando cayó el cohete.

Foto: Twitter

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario