El economista Mario Draghi aceptó oficialmente este viernes el cargo de primer ministro de Italia y anunció a quienes lo acompañarán para hacer frente a la crisis económica y sanitaria que atraviesa el país derivado de la pandemia de Covid-19.

El expresidente del Banco Central Europeo (BCE) acudió al Palacio del Quirinal para comunicar su decisión al presidente de la República, Sergio Mattarella, como prevé la Constitución.

El economista y ex presidente del Banco Central Europeo (BCE) cuenta con el apoyo de casi la totalidad de las fuerzas parlamentarias, lo que le permitirá avanzar en sus tareas. Presentó su lista de ministros que muestra un Ejecutivo híbrido formado por miembros de los partidos políticos, pero también de tecnócratas en los puestos clave.

Técnicos serán los ministros de Transición Ecológica, Economía, Educación e Interior, entre otros, en un gobierno compuesto por 23 carteras (departamentos), ocho de las cuales estarán a cargo de mujeres, a pesar de que se había pedido paridad en la formación del Ejecutivo.

Los miembros del gabinete son:

– Ministro de Transición Ecológica: Roberto Cingolani. Físico de profesión y actualmente responsable del departamento de innovación tecnológica de la sociedad Leonardo.
– Ministra del Interior: Luciana Lamorgese, ya desempeñaba el cargo en el anterior Ejecutivo que presidió el dimitido Giuseppe Conte
– Ministro de Economía: Daniele Franco. Director general del Banco de Italia y el tecnócrata de confianza elegido por Draghi
– Ministro de Defensa: Lorenzo Guerini. Miembro del Partido Demócrata (PD), que mantiene su puesto.
– Ministra de Justicia: Marta Cartabia. Pimera mujer elegida presidente del Tribunal Constitucional.
– Ministro de Exteriores: Luigi di Maio. Uno de los máximos representantes del Movimiento 5 Estrellas (M5S). Conserva el puesto que tenía en el Gobierno de Giuseppe Conte.
– Ministro de Sanidad: Roberto Speranza. Mantiene el cargo que tenía en el Gobierno de Conte y se considera un espaldarazo a su gestión de la pandemia de coronavirus.
– Ministro de Trabajo: Andrea Orlando. Vicepresidente del Partido Demócrata (PD).
– Ministro de Desarrollo Económico: Giancarlo Giorgietti. Brazo derecho de Matteo Salvini y el cerebro económica de la ultraderechista Liga.
– Ministro de Educación: Patrizio Bianchi. Exrector de la Universidad de Ferrara y asesor de Educación y Universidades en la región de Emilia Romaña.
– Ministro de Políticas Agrícolas: Stefano Pattuanelli. Dirigió la cartera de Desarrollo Económico en el anterior Ejecutivo.
– Ministro de Cultura y Turismo: Dario Franceschini. Conserva su cargo y tendrá que ocuparse de un sector en crisis.
– Ministro de Infraestructuras y Transportes: Enrico Giovaninni. Profesor de Estadística Económica en la universidad Tor Vergata de Roma. Fundador de la Alianza italiana para el Desarrollo Sostenible (Asvis).
– Ministra para la Universidad e Investigación: Cristina Messa. Médico. Profesora de la universidad Biccoca de Milán.
– Ministro de Relaciones con el Parlamento: Federico D’Inca, del M5S.
– Ministro de Innovación tecnológica y transición digital: Victorio Colau. Ex administrador delegado de Vodafone.
– Ministro de Administración Pública: Renato Brunetta, de la conservadora Forza Italia
– Ministra de Autonomías y Asuntos generales: María Stella Gelmini, de Forza Italia.
– Ministra del Sur y Cohesión territorial: Mara Carfagna, de Forza Italia
– Ministra de Políticas juveniles y Deporte: Fabiana Danone. Exencargado de la cartera de Administración Pública.
– Ministra para la Igualdad de Oportunidades: Elena Bonetti, la única representante de la centrista Italia Viva, del ex primer ministro Matteo Renzi.
– Ministra para la Discapacidad: Erika Stefani, de la Liga, que había pedido expresamente este ministerio.
– Ministro para coordinar iniciativas de Turismo: Massimo Caravaglia, de la Liga.

«Súper Mario», como suele ser llamado Draghi  por su papel en la crisis de la deuda europea en 2012, deberá prestar juramento mañana y someterse al voto de confianza en el parlamento la próxima semana.

Italia vivió en febrero una crisis política delicada en plena pandemia y con la peor recesión de su historia reciente.

Draghi escuchó esta semana a los líderes de todos los partidos políticos, así como a los representantes de los agentes sociales y a los defensores del medio ambiente, con el objetivo de formar un gobierno heterogéneo, de unidad y con todos los tintes políticos.

Foto: Twitter

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario