La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos autorizó este viernes el uso de emergencia de la vacuna contra COVID-19 de Pfizer/BioNTech para menores de entre 5 y 11 años.

La FDA dio a conocer su decisión tres días después de que un comité científico de ese organismo recomendara el uso de las dosis en los menores de ese grupo poblacional.

La agencia indicó en su página web que basó su autorización en la efectividad de esta vacuna, que es de un 90.7% para prevenir el COVID-19 entre los niños del citado grupo de edad y citó también un estudio que señala que «no se han detectado efectos secundarios graves».

La FDA autorizó dosis de tamaño infantil, que equivalen a sólo un tercio de la cantidad que se administra a los adolescentes y adultos, para uso de emergencia, con lo que hasta 28 millones más de niños estadounidenses podrían ser vacunados a partir de la próxima semana.

Pese a la autorización de la FDA, será el próximo martes cuando los asesores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) harán recomendaciones más detalladas sobre cuáles jóvenes deben vacunarse. Se espera que la directora de la agencia tome una decisión final poco después.

Algunos países han empezado a utilizar otras vacunas contra el COVID-19 en niños menores de 12 años, como China, que acaba de empezar a vacunar a los niños de 3 años. Sin embargo, muchos de los que utilizan la vacuna fabricada por Pfizer/BioNTech están pendientes de la decisión de Estados Unidos; los reguladores europeos apenas empezaron a considerar las dosis de tamaño infantil de las empresas.

Con la acción de la FDA, Pfizer planea comenzar a enviar millones de viales de la vacuna pediátrica, con tapas naranjas para evitar confusiones con las dosis con tapa púrpura para todos los demás, a los consultorios médicos, farmacias y otros lugares de vacunación. Los niños recibirían dos dosis con tres semanas de diferencia.

Aunque los niños corren menos riesgo de sufrir enfermedades graves o de morir a causa del COVID-19 que las personas mayores, los niños de 5 a 11 años se han visto gravemente afectados, con más de 8,300 hospitalizaciones en Estados Unidos, un tercio de las cuales ha necesitado cuidados intensivos, y casi 100 muertes desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, según la FDA.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario