El día de hoy la agencia calificadora Fitch Ratings ratificó la calificación crediticia para la deuda soberana de México en BBB- con perspectiva estable.

«La calificación de México está respaldada por un marco de política macroeconómica prudente, finanzas externas estables y sólidas, y deuda pública/PIB estable proyectada en niveles por debajo de la mediana de ‘BBB'», indicó la agencia en un comunicado.

La calificadora señaló que el avance logrado en el programa de vacunación mitiga los riesgos asociados al desarrollo de la pandemia. Recordemos que el gobierno federal asegura que al día de hoy, el 84% de la población adulta en el país ya ha recibido al menos una dosis de las vacunas. Fitch resalta que solo el 58% de la población ha recibido una dosis, mientras que el 47% está completamente vacunada.

La agencia resaltó que las finanzas públicas de México continúan mostrando un mejor desempeño que economías similares, registrando una relación deuda pública/PIB muy por debajo de la mediana de países con la misma calificación. Asimismo, destaca que los ingresos tributarios se han fortalecido, destacando la recaudación del IVA dada la sólida recuperación económica presentada en el país.

Fitch Ratings también destacó que, si bien el paquete económico 2022 no vislumbra aumentos en impuestos, existen medidas para incentivar a los pequeños contribuyentes para incorporarse a la formalidad, lo que incrementará la base tributaria.

Sin embargo, advirtió que la calificación se ve restringida por una gobernanza débil, un crecimiento moderado a largo plazo, una intervención política continua que afecta las perspectivas de inversión y las implicaciones para las finanzas del gobierno federal de su estrategia de aliviar la carga tributaria de Pemex.

En su comunicado, también enfatiza el mayor gasto en salud e inversión como prioridades del gobierno federal durante 2022, lo que refleja su compromiso de seguir atendiendo las necesidades creadas por la pandemia, mientras sienta las bases para lograr un crecimiento económico más inclusivo en los próximos años.

De forma similar, el informe resalta el manejo de la deuda por parte del gobierno federal, lo que ha permitido mejorar el perfil de vencimientos de la deuda con un alto porcentaje de denominación en moneda local, lo que reduce el impacto de riesgos externos. Sobre el mediano plazo, la agencia considera que la postura de política fiscal es consistente con una trayectoria estable de la deuda pública.

«Esta ratificación ayuda a preservar el acceso favorable para el sector público y privado a los mercados financieros internacionales y nacionales», destacó la Secretaría de Hacienda.

Fitch espera un crecimiento del PIB real del 5.9% en 2021 y del 2.8% en 2022. En cuanto a la inflación, recordó que aumentó hasta 2021 y alcanzó el 6.2% en octubre de 2021. La agencia cree que estos efectos son transitorios, pero los precios más altos están alimentando las expectativas de inflación a corto plazo. 

La agencia calificadora también menciona el tema de las recientes elecciones, donde recordó que Morena perdió  la mayoría de dos tercios, lo que disminuye la capacidad del presidente López Obrador para aprobar cualquier reforma constitucional, incluida la reforma eléctrica.

En ese sentido, en caso de aprobarse, Fitch espera que la reforma dé lugar a una inversión insuficiente en el sector eléctrico y precios no competitivos de la electricidad y que debilite la calidad regulatoria de México. Anota que la reforma probablemente también resultaría en mayores necesidades de inversión por parte de CFE y mayores costos de generación, lo que podría aumentar la presión sobre las finanzas públicas y de CFE.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario