La aplicación de las vacunas contra el COVID-19 y las ayudas gubernamentales acelerarán el crecimiento económico mundial, que alcanzará un récord este año tras la recesión que trajo consigo la pandemia del nuevo coronavirus, pronosticó este martes el Fondo Monetario Internacional.

El FMI proyectó  un crecimiento económico mundial de 6% para todo el 2021 comparado con el 5.5% pronosticado en enero pasado. Sería la expansión más rápida de la economía mundial en los registros del FMI, que datan de 1980.

El crecimiento económico para el 2022, añadió la institución, será de un 4.4%, menos que el año previo pero todavía fuerte y mejor que el 4.2% pronosticado anteriormente.

Los economistas del Fondo calculan ahora que la economía global se contrajo en un 3.3% en 2020. Esa es la peor cifra anual en la base de datos del FMI, aunque no tan grave como la caída del 3.5% que había estimado hace tres meses.

Los especialistas del FMI dicen que sin la fuerte ayuda que otorgaron algunos gobiernos, que sostuvo a las empresas y a la gente durante los cierres de actividades por la crisis de salud, la recesión del año pasado podría haber sido tres veces peor.

El FMI pronostica ahora que la economía de Estados Unidos, la más grande del mundo, se expandirá un 6.4% en 2021, su crecimiento más rápido desde 1984, y un 3.5% en 2022. Destacó que el crecimiento de Estados Unidos se ha visto respaldado por el paquete de ayuda de 1.9 billones de dólares del presidente Joe Biden, mientras que la aceleración en la aplicación de vacunas está permitiendo a los estadounidenses regresar en mayor número a restaurantes, bares, tiendas y aeropuertos.

Los países vecinos de EUA, Canadá y México, podrían beneficiarse mediante sus lazos comerciales de los grandes estímulos fiscales que impulsa el gobierno del demócrata, dijo el FMI.

Para México, la proyección de crecimiento para 2021 es del 5.0%, 0.7 puntos porcentuales más que lo previsto en enero pasado; y del 3.0% para 2022, 0.5 puntos porcentuales más que en su anterior reporte.

El Fondo pronosticó que China, la segunda economía más grande del mundo, registrará un crecimiento del 8.4% este año y del 5.6% en 2022. Hace un año, China impuso medidas draconianas para frenar los contagios de COVID-19 y obtuvo una ventaja en la recuperación económica.

El FMI espera que los 19 países que comparten el euro se expandan colectivamente un 4.4% este año y un 3.8% en 2022. Japón, prevé la agencia, registrará un crecimiento del 3.3% este año y del 2.5% el próximo.

Según los cálculos del FMI, el repunte global perderá impulso gradualmente y volverá a los niveles anteriores al COVID, de un crecimiento apenas superior al 3%. Los países volverán a encontrarse con los obstáculos que enfrentaron antes de la pandemia, como el envejecimiento de la fuerza laboral en la mayoría de los países ricos y en China.

Las proyecciones para las economías emergentes, aunque indican cierta mejoría, quedaron rezagadas frente a sus pares desarrollados. El FMI elevó solo en 0.4 puntos porcentuales su previsión de expansión para el grupo, a 6.7% en 2021, en comparación con las cifras de enero.

«Las recuperaciones a diferentes ritmos están en curso en todas las regiones y grupos de diversos ingresos, relacionadas con el avance de sus campañas de vacunación, el alcance del respaldo monetario y los factores estructurales, como la dependencia del turismo», dijo el FMI en su reporte central.

De hecho, el Fondo rebajó las estimaciones del desempeño del PIB en la región del Caribe, en vista de su fuerte dependencia de la actividad turística, imposibilitada de rehabilitarse.

El FMI puso énfasis en el alto grado de incertidumbre que rodea a sus proyecciones y dijo que las mejorías podrían revertirse fácilmente por numerosas razones, ya que mucho depende de las acciones para superar la crisis del coronavirus.

«Las estimaciones podrían mejorar mucho más si existen progresos en las vacunaciones, en tanto que las variantes del virus que evaden las inoculaciones podrían generar una drástica caída», añadió.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario