Las tensiones comerciales y la continua incertidumbre están afectando el desempeño de la economía global que tendrá un «precario» repunte en 2020 y estará sujeto a riesgos a la baja, advirtió este martes el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Al presentar su informe de «Perspectivas de la economía mundial» (WEO) el FMI recortó en 0.1 puntos su proyección para este año y para el próximo, con lo que el crecimiento previsto para 2019 queda en 3.2%, con una expansión de 3.5% en 2020.

«Los datos sobre el PIB en lo que va del año, sumados a una moderación general de la inflación, apuntan a una actividad mundial más débil de lo previsto. La inversión y la demanda de bienes de consumo duraderos han sido moderadas en las economías avanzadas y de mercados emergentes, dado que las empresas y los hogares continúan postergando el gasto a largo plazo», señaló el FMI.

En el caso de la economía estadounidense, se prevé que el crecimiento para 2019 sea de 2.6%, lo que representa 0.3 puntos porcentuales más que lo indicado en abril pasado; en 2020 crecerá en 1.9%.

China, el principal blanco de política comercial proteccionista de Estados Unidos está experimentando una descaceleración de la actividad. La revisión del FMI recorta el crecimiento de China 0.1 puntos este año y el próximo, para ubicarse en 6.2% y 6.0%, respectivamente.

Sobre América Latina, indicó que la actividad se desaceleró notablemente al comienzo del año en varias economías, debido principalmente a factores idiosincrásicos.

Se prevé que la región crezca a un ritmo de 0.6% en 2019 (0.8 puntos porcentuales menos que la proyección anterior), y que repunte a 2.3% en 2020.

El Fondo indicó que la considerable revisión a la baja para 2019 refleja las rebajas de las calificaciones crediticias de México y Brasil, en esté último debido al ánimo que se ha deteriorado notablemente dada la persistente incertidumbre acerca de la aprobación de la reforma de las pensiones y otras reformas estructurales. La perspectiva de crecimiento será de 0.8% en 2019.

En el caso de México, señaló que la inversión sigue siendo débil y el consumo privado se ha desacelerado, como resultado de la incertidumbre en torno a las políticas, el deterioro de la confianza y el aumento de los costos de endeudamiento, que podrían seguir aumentando tras la reciente rebaja de la calificación soberana. La perspectiva de crecimiento será de 0.9% para 2019, lo que significó 0.7 puntos menos que la proyección anterior (1.6%).

Para el caso de Venezuela el panorama es aún más dramático. El FMI espera que la economía se contraiga 35% cuando en abril había calculado 25%. La entidad dijo que la economía de Venezuela está haciendo «implosión»

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario