El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) eligió como presidente al brasileño Ilan Goldfajn, quien ha señalado que su gestión se centrará en combatir la pobreza y la desigualdad, así como el cambio climático y la inversión en infraestructura física y digital.

«Por primera vez en la historia, el BID será presidido por un brasileño», elegido con el 80% de los votos, informó el ministerio de Economía de Brasil.

«Seré el presidente del BID en toda su diversidad, seré el presidente de los países de altos, medios y bajos ingresos», de los regionales y no regionales, del Sur, de Centroamérica, de Norteamérica y del Caribe, afirmó Goldfajn tras su elección.

El poder de voto de cada país varía en función del número de acciones. Los tres principales contribuyentes del BID son Estados Unidos (30% del capital), Brasil y Argentina (11.4% cada uno).

Para ser elegido necesitaba la mayoría absoluta de los votos de los 48 países miembros y el respaldo de al menos 15 de los 28 Estados americanos (26 de América Latina y el Caribe junto con Canadá y Estados Unidos).

Llamó la atención que Argentina retiró a su candidata Cecilia Todesca Bocco y apoyó al de Brasil.

«Acordamos y sumamos al consenso mayoritario y Argentina logra dos puestos claves, la vicepresidencia y la gerencia de infraestructura más el instituto de género», informaron fuentes oficiales argentinas a la agencia AFP.

De modo que solo quedaban, aparte del brasileño, el de México, Gerardo Esquivel, que obtuvo el 8.21% de los votos; el de Chile, Nicolás Eyzaguirre (9.93%); y el de Trinidad y Tobago, Gerard Johnson (1.61%)..

En un comunicado, el BID anunció la elección de Goldfajn durante una reunión extraordinaria de la asamblea de gobernadores en la sede del banco en Washington, con delegaciones que participaron en persona y de manera virtual.

«Como presidente, Goldfajn supervisará las operaciones y administración del banco, que trabaja con el sector público de América Latina y el Caribe», señala.

Además presidirá los directorios ejecutivos del BID y de BID Invest (que trabaja con el sector privado de la región) y liderará el comité de donantes de BID Lab, el laboratorio del Banco para proyectos de desarrollo innovadores, detalla.

El gobierno de Joe Biden felicitó al brasileño, con quien espera trabajar «para implementar el conjunto de reformas que los accionistas han establecido para impulsar el desarrollo sostenible, inclusivo y resiliente, crecimiento liderado por el sector privado, ambición climática y mejorar la eficacia institucional del BID», informó el Departamento del Tesoro en un comunicado.

Recordemos que Goldfajn sustituye en el cargo al estadounidense Mauricio Claver-Carone, destituido en septiembre por violar las normas favoreciendo a una empleada con la que mantenía una relación sentimental y cuyo mandato estuvo envuelto en polémica.

Goldfajn, de 56 años, quiere convertir al BID en la «institución multilateral más importante de la región» y considera esencial que el presidente sea «independiente, no partidario».

Aunque su nombre sonaba como favorito desde que se presentó al puesto, se desconocía si contaba con el visto bueno del presidente electo brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ya que fue designado por el ultraderechista Jair Bolsonaro, quien perdió las elecciones.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario