El impacto económico de los desastres en México aumentó un 202% anual en 2020, al alcanzar los 31,862 millones de pesos, reveló este martes el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

Los fenómenos afectaron a 858 mil 735 personas, dejaron 398 muertes y dañaron casi 256,000 viviendas, más de 600 escuelas y 32 hospitales, indicó el Cenapred en el informe «Impacto socioeconómico de los principales desastres ocurridos en México».

El incremento de los daños ocurrió pese a una disminución anual de casi 27% en el número de incidentes, con 435 eventos cuantificados.

«Los daños y pérdidas estimados en 2020 incrementaron de manera considerable con respecto a 2019, el año 2020 se encuentra en el octavo escaño entre los años con el valor más alto de daños y pérdidas. Los daños y pérdidas en relación con el PIB del país se situaron en 0.14 %», indicó el reporte.

El Cenapred destacó que los fenómenos hidrometeorológicos, como huracanes y tormentas, fueron los más dañinos, al concentrar casi el 99% de los daños económicos y cerca del 98% de la población afectada.

Después siguieron los fenómenos geológicos, como los sismos, y al final los químicos, socioorganizativos y sanitarios.

«2020 fue un año complicado, sobre todo en materia de lluvias e inundaciones, dejando ver que aún hay demasiada infraestructura expuesta que puede ser objeto de afectaciones cuando se presentan fenómenos que generan desastres como en Tabasco y Chiapas», reconoció Cenapred.

El centro, que es un órgano desconcentrado de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), también contabilizó 83 declaratorias de emergencia y 46 de desastre, que en conjunto aumentaron un 43.3% anual.

El estado con más declaratorias fue Oaxaca, que concentró casi una cuarta parte del total, seguido de Chiapas y Veracruz.

El Cenapred reportó que el evento que «dejó más desastres» fue la inundación de Tabasco entre octubre y noviembre, cuando hubo daños por 13,580 millones de pesos.

Y pese a las cifra reveladas por el Cenapred, recordemos que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) decidió desaparecer en julio pasado el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), que permitía asignar recursos de emergencia a zonas afectadas.

Además, el Cenapred señaló que en 2020 solo hubo 200 millones de pesos para el Fondo para la Prevención de Desastres Naturales (Fopreden), una disminución de 43% respecto a lo asignado en 2018, antes del gobierno de López Obrador.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario