La inflación en México se aceleró en abril a niveles no vistos en más de 21 años, reforzando las expectativas de que el Banco de México (Banxico) volverá a subir su tasa clave de interés esta semana.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en un 7.68% a tasa interanual, su mayor nivel desde enero de 2001, de acuerdo con cifras divulgadas este lunes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

«En abril 2022, la inflación general anual fue de 7,68 %, mostrando un incremento mensual de 0,54 %», dijo en Twitter la presidenta del INEGI, Graciela Márquez.

Sin embargo, estuvo por debajo de las proyecciones del mercado, que según una encuesta de Reuters, era una tasa de un 7.72%.

Por su parte, la inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, registró una variación mensual de 0.78%, y de 7.22% anual, también la más alta desde enero de 2001.

Banxico, que tiene un objetivo permanente de inflación de un 3% más menos un punto porcentual, ha elevado la tasa referencial en un total de 250 puntos base en sus últimas siete reuniones de política monetaria hasta su nivel actual de 6.5%.

Su siguiente decisión está programada para el próximo jueves. Analistas anticipan un nuevo aumento de 50 puntos base, siguiendo los pasos de la Reserva Federal de Estados Unidos la semana pasada, según un sondeo del grupo financiero Citibanamex.

Sólo en abril, los precios crecieron un 0.54%, mientras que el índice subyacente arrojó una tasa del 0.78%. Los productos que más incrementos sufrieron en el mes fueron el jitomate, la gasolina de bajo octanaje, el pollo y el aguacate, añadió el INEGI.

En abril de 2021, hace justo un año, hubo un aumento mensual del 0.33% en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), con lo que la inflación quedó entonces en el 6.08%.

El dato anual de abril supone también un aumento frente al de marzo, cuando la inflación quedó en un 7.45% interanual.

Recordemos que apenas la semana pasada, el gobierno federal presentó el Paquete Contra la Inflación y la Carestía (Pacic), pactado con las principales empresas de alimentos del país y que incluye una mayor producción de granos como maíz, frijol y arroz, pero descarta la aplicación de controles de precios.

Los precios al consumidor cerraron 2021 con una subida del 7.36%, un nivel no visto en dos décadas, debido a la preocupante alza de insumos básicos como los agropecuarios o la energía. La inflación de 2020 cerró en un 3.15%, mientras que en 2019 la inflación fue del 2.83% y en 2018 los precios al consumidor se elevaron un 4.83%.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario