El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) indicó este lunes que, de acuerdo con los procedimientos legales vigentes, solicitará a Estados Unidos toda la información sobre los presuntos vínculos con el narcotráfico del ex secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos.

«Que nos permitan conocer sobre esas operaciones de complicidad en el caso de que se tengan las pruebas» y sólo después se abrirá una investigación en México, dijo el mandatario en la conferencia matutina.

«No podemos permitir que se juzgue a alguien si no hay pruebas sólo por razones políticas o de otra índole», agregó. No obstante, garantizó que no se protegerá ni habrá impunidad para nadie.

Cienfuegos Zepeda, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto, fue detenido la semana pasada en el aeropuerto de Los Ángeles, California y al día siguiente los fiscales publicaron los documentos con los cargos en su contra.

Los fiscales estadounidenses lo acusan de ayudar a un cártel a traficar a Estados Unidos miles de kilos de cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana a cambio de sobornos. El general tendrá su segunda audiencia mañana martes.

Según López Obrador, que supo de la investigación dos semanas antes del arresto, el grueso de la información recabada por la agencia antidrogas estadounidense, la DEA, salió de México aunque lo capturaran en Estados Unidos.

«Lo que no se vale es que ellos participen en México, incluso se vinculen a instituciones de México, saquen información y resuelven sin dar a conocer al gobierno de México lo que están investigando», recriminó AMLO. «Es su derecho, porque se trata de un gobierno soberano, pero también nosotros tenemos que hacer lo mismo».

El mandatario criticó el papel histórico que ha jugado la DEA en el país. Comentó que durante las administraciones anteriores, «estaba infiltrado el Gobierno de agencias extranjeras, que eran las que decidían en materia de seguridad y combate al narcotráfico».
El mandatario criticó que en otros tiempos, desde Estados Unidos se introdujeron armas con sensores para detectar a las bandas delictivas. «Parece increíble el nivel de ingenuidad», dijo en relación al polémico operativo «Rápido y Furioso».
López Obrador recordó que el general Cienfuegos está recibiendo asistencia consultar como cualquier otro mexicano en el extranjero.

Aprovechó para defender a las Fuerzas Armadas, tal y como lo ha venido haciendo desde que se conoció la detención del ex funcionario federal, y dijo que solo él se pronunciaría sobre el tema como cabeza del gobierno federal. «Como comandante supremo yo voy a ser el vocero… para que no se preste a un golpeteo injusto contra la institución».

AMLO dijo que aún con lo complejo y vergonzoso del caso, se debe focalizar bien el problema, enfrentarlo y quitar el «mal», pero siempre cuidando a la institución.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario