Mientras los diputados de Morena y aliados trabajaron para cumplirle al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) su intención de extinguir 109 fideicomisos relacionados con la ciencia, tecnología, cultura, protección de derechos humanos o el cuidado del medio ambiente, equivalentes a 68 mil 400 millones de pesos, los recursos de fideicomisos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) incrementaron en 1,048% durante 2019.

Durante el sexenio de Felipe Calderón, los fideicomisos del Ejército tuvieron un promedio de $3,995 millones de pesos (mdp). Durante el de Enrique Peña Nieto, el promedio fue de $5,574 mdp. Con la llegada de López Obrador al poder, al tercer trimestre de 2019 Hacienda reportó que los fideicomisos de la Sedena alcanzaron un monto de $2,505 mdp, 

Sin embargo, un análisis de la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) revela que los recursos de dichos fideicomisos, en el último trimestre de 2019, obtuvieron un incremento sin precedentes: llegaron a los $26,252 mdp, es decir, un aumento de 1,048%. Durante 2020 los recursos alcanzaron 31,980 mdp.

El Fideicomiso Público de Administración y Pago de Equipo Militar concentró $30,193 mdp, equivalente al 94% del total de los recursos. Los fideicomisos: Mandato para el Pago de Haberes de Retiro, Pensiones y Compensaciones; Fideicomiso a Favor de los Hijos del Personal Adscrito al Estado Mayor Presidencial; Fideicomiso de Apoyo a Deudos de Militares Fallecidos en Actos del Servicio de Alto Riesgo concentran el 6% de los recursos restantes.

«Para poner estas cifras en contexto, los recursos de los fideicomisos de los 26 centros de investigación Conacyt que pretenden desaparecer suman 785 mdp, o sea, el 2.5% de los fondos en los fideicomisos de Ejército», señala la investigación de MCCI.

Aun así, los fideicomisos de los militares no han sido blanco de las críticas del presidente, además de que éstos no han sido objeto de las revisiones que el presidente ordenó, pues según sus palabras «había mucho derroche y mucha corrupción y opacidad».

La duda ahora es si los militares también son ladrones y gente deshonesta, como AMLO calificó a quienes recibían recursos de los fideicomisos.

Y es que el fideicomiso para el equipo militar también ha sido de señalado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), quien en 2012 en su auditoría GB-109 indicó que «se carece de procedimientos formales que regulen el registro, control y seguimiento de los recursos del Fideicomiso Público de Administración y Pago de Equipo Militar».

 

 

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario