La OCDE rebajó este jueves de manera considerable sus previsiones de crecimiento de la economía mundial para 2019 y 2020 y las situó en el nivel más bajo desde la crisis financiera de 2008/2009.

El crecimiento mundial pasará este año por debajo del 3% y se situará en un 2.9%, es decir un 0.3% menos que en las últimas previsiones de mayo.

En 2020 permanecerá en 3% (un 0.4% menos que en las previsiones de mayo), publicó la institución, que cita como razones principales de esta reducción del crecimiento la incertidumbre provocada por el Brexit, la guerra comercial y el endeudamiento privado.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que revisa sus cifras cuatro veces al año, señala que será el crecimiento mundial «más bajo desde la crisis financiera, con riesgos que siguen en aumento».

Según el organismo, las dificultades se siguen acumulando para el conjunto de las principales economías mundiales, sobre todo para las de la zona euro y las de los grandes países emergentes, afectados por la desaceleración de China y la caída de sus exportaciones de materias primas.

Alemania, primera economía europea, sufrió una de las revisiones más importantes, con un crecimiento previsto a 0.5% este año (-0.2%) y de 0.6% el año que viene.

Por su parte, Estados Unidos, que atravesaba uno de los ciclos de crecimiento más largos de su historia, se situará a 2.4% este año (-0.4%) y retrocederá hasta 2% en 2020 (-0.3%).

En este contexto, la institución redujo sobre todo sus previsiones en los países emergentes, especialmente India, con un crecimiento de 5.9% (-1.3%) este año y 6.3% en 2020 (1.1%). La situación más crítica es la de Argentina, en plena crisis económica y financiera, que tendrá este año una recesión de 2.7% de su PIB, y de 1.8% el año que viene.

En el caso de México, su previsión de crecimiento se situó para este año en 0.5% desde el 1.6% que publicó en mayo pasado; para 2020 será de 1.5%  para 2020.

“El crecimiento del PIB se ha desacelerado bruscamente en México este año, en parte debido a factores temporales como huelgas y mayor incertidumbre política. A medida que estos factores se desvanecen,las tasas de interés más bajas, las fuertes remesas y el aumento del salario mínimo deberían ayudar al crecimiento del PIB a fortalecerse a 1.5 por ciento en 2020”, indicó el organismo en su reporte “Perspectivas Económicas Interinas de la OCDE”.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario