Los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) advirtieron este miércoles que las medidas de prevención son todavía «esenciales» para controlar la propagación de la COVID-19, pese al creciente número de vacunaciones.

Así lo expuso la directora de los CDC, Rochelle Walensky, en rueda de prensa desde La Casa Blanca, donde habló de los resultados de un estudio de su organismo que arroja proyecciones sobre la evolución de la pandemia.

Walensky indicó que cuanto más rápido EUA vacune a su población antes podrá regresar a la normalidad, pero avisó que las variantes pueden suponer «un comodín» para la enfermedad. «Los modelos proyectaron un descenso agudo de los casos hacia julio de 2021 e incluso más rápido si hay más gente vacunada», dijo Walensky.

Sin embargo, apuntó que el estudio también recoge que las condiciones a nivel local y la aparición de nuevas variantes están poniendo a muchos estados del país en riesgo de sufrir un aumento de los casos, sobre todo, si no crece la tasa de vacunación y si no se mantienen «las estrategias actuales de mitigación».

Walensky subrayó que los datos de que disponen sugieren que las vacunas contra la COVID-19 proporcionan protección frente a las variantes del coronavirus que circulan como la británica, la brasileña o la sudafricana.

Recordemos que Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia con más de 32.5 millones de contagios y más de 578,000 muertos, según el conteo de la Universidad Johns Hopkins.

En más temas de la pandemia, la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indicó que las infecciones por COVID-19 continúan propagándose rápidamente en América como resultado de un relajamiento de las medidas de prevención.

Advirtió que las unidades de cuidados intensivos de los hospitales en diversos países se están llenando de gente más joven.

Puso como ejemplo lo que sucede en Brasil, donde las tasas de mortalidad se han duplicado entre los menores de 39 años, se han cuadriplicado entre los de 40 y se han triplicado entre los de 50 años desde diciembre, dijo Carissa Etienne.

Las tasas de hospitalización entre los menores de 39 años han aumentado en más de un 70% en Chile y en algunas áreas de Estados Unidos más personas de 20 años están siendo hospitalizadas por COVID-19 que personas de 70 años.

«A pesar de todo lo que aprendimos sobre este virus en un año, nuestros esfuerzos de control no son tan estrictos y la prevención no es tan eficiente», dijo Etienne. «Estamos viendo lo que sucede cuando estas medidas se relajan: el COVID se propaga, los casos aumentan, nuestros sistemas de salud se abruman y la gente muere», agregó.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario