Luego de que la Secretaría de Salud de Nuevo León informara que 4 mil 680 dosis de las poco más de 33 mil vacunas de Sinovac que recibieron en recientes días llegaron en condiciones inadecuadas de conservación, fue la Secretaría de Salud federal quien informó que pruebas analíticas han demostrado que las vacunas no pierden su potencia ni efectividad ante ciertos cambios de temperatura.

La afectación en la conservación de las vacunas se presentó en un total de siete entidades que recibieron las dosis.

La autoridad sanitaria de Nuevo León indicó que ante las malas condiciones en las que aseguraron recibieron las vacunas, no serían efectivas y además podrían representar un riesgo para la población en caso de aplicarse.

La Secretaría de Salud federal informó que autoridades sanitarias de siete entidades reportaron variaciones en la temperatura de las hieleras que contenían las dosis de la vacuna Sinovac, de origen chino, recibidas el pasado fin de semana. «Se dictaminó que no existe impedimento para utilizarlas», dijo el director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López Ridaura.

Se señaló que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y el Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia (Censia), realizaron un análisis exhaustivo para conocer si había accidentes en la red de frío y dictaminaron que las variaciones no inactivaron la potencia y efectividad de las dosis, por lo que no existe impedimento para ser aplicadas.

El funcionario detalló que en las entidades que reportaron dicha situación: Michoacán, Jalisco, Guanajuato, Coahuila, Oaxaca, Campeche, Nuevo León y Tamaulipas, se procedió a revisar los datos y se constató que en ninguna hubo un problema a considerar.

López Ridaura precisó que la vacuna Sinovac no requiere ultracongelación y lo que permite que pueda utilizarse en personas que habitan en comunidades apartadas, a diferencia de la de Pfizer-BioNTech que debe estar a temperaturas muy bajas y por eso se ha distribuido en zonas urbanas.

Y es que recordemos que el titular de Salud de Nuevo León, Manuel de la O Cavazos, comentó que las vacunas “no son enchiladas, papitas o Sabritas, ni refrescos”, por lo que en caso de aplicarlas “echadas a perder” se pondría en riesgo a quienes la reciban. Explicó que las más de cuatro mil vacunas se recibieron en hieleras que presentaban una temperatura de treces grados centígrados, cuando debían conservar una temperatura de dos a ocho grados.

Recordemos que en total han arribado a México cinco millones 292 mil 375 dosis de las vacunas contra el COVID-19 de cuatro farmacéuticas: Pfizer, Sinovac, AstraZeneca y del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya.

Se espera que hoy llegue el segundo embarque de la vacuna Sputnik V con 200 mil dosis, que se utilizarán para completar los esquemas de las personas que ya recibieron esta vacuna.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario