Los equipos de salvamento liberaron este lunes el buque que detuvo el tráfico por el Canal de Suez, dijo una empresa de servicios del canal, poniendo fin a una crisis que durante casi una semana obstruyó una de las arterias marítimas más importantes del mundo.

Ayudados por el pico de la marea alta, una flotilla de remolcadores logró separar la proa del Ever Given de la orilla arenosa del canal, donde encalló el martes pasado.

Después de remolcar la embarcación de 220,000 toneladas por la orilla del canal, el equipo de salvamento tiró la embarcación hacia el Gran Lago Amargo, una amplia franja de agua a medio camino entre el extremo norte y sur del canal, donde el barco se someterá a una inspección técnica, dijeron las autoridades del canal.

Los datos satelitales de MarineTraffic.com confirmaron que el barco, que mide lo mismo que un rascacielos, se alejaba de la costa hacia el centro de la arteria.

La obstrucción creó un atasco de tráfico masivo en el pasaje vital, reteniendo 9,000 millones de dólares cada día en el comercio mundial y presionando las cadenas de suministro que ya están cargadas por la pandemia.

No quedó claro cuándo volvería a la normalidad el tráfico por el canal. Al menos 367 embarcaciones, que transportan de todo, desde petróleo crudo hasta ganado, se había aglutinado en ambos extremos del canal, esperando pasar.

La firma de datos Refinitiv estimó que podría llevar más de 10 días eliminar la acumulación de barcos. Mientras tanto, decenas de embarcaciones han optado por la ruta alternativa alrededor del Cabo de Buena Esperanza en el extremo sur de África: un desvío de 5,000 kilómetros que añade unas dos semanas a los viajes y cuesta a los barcos cientos de miles de dólares en combustible y otros costos.

La liberación parcial del buque se produjo tras grandes esfuerzos por desplazar la embarcación con 10 remolcadoras que aprovecharon la pleamar de las mareas vivas, explicó Leth Agencies, que subió el nivel del agua en el canal y las esperanzas de lograr un avance.

Poco antes, el presidente de Egipto, Abdul Fatá el-Sisi, hizo sus primeros comentarios sobre el tema al escribir en Facebook que «los egipcios han tenido éxito en poner fin a la crisis» pese a la «enorme complejidad técnica».

El teniente general Osama Rabei, responsable de la Autoridad del Canal de Suez, confirmó que se había reflotado en parte el barco tras las maniobras. Los trabajadores habían alineado casi por completo el buque y la popa se había desplazado 102 metros alejándose de la orilla del canal.

La televisora egipcia afín al gobierno CBC Extra News emitió imágenes en directo de cinco remolcadoras que trataban de apartar el barco de la orilla.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario