Japón eliminará el limite diario de entradas al país y permitirá los viajes turísticos individuales y sin visado a partir del 11 de octubre, anunció el primer ministro japonés, Fumio Kishida.

Japón mantenía actualmente, desde hace 2 años, un límite diario de entradas al país de 50,000 personas y sólo permitía la llegada de turistas en viajes organizados con una agencia como mediadora para tramitar un visado, tras suspender sus acuerdos bilaterales de exención para estancias cortas como parte de sus medidas por la pandemia de COVID.

«A partir del 11 de octubre vamos a quitar el límite del número de entradas al país y también abriremos a los viajes individuales y sin visado», dijo Kishida durante una rueda de prensa en Nueva York, en la que hizo balance de su visita a Estados Unidos con motivo de su asistencia a la Asamblea General de la ONU.

El gobierno japonés suspendió a raíz de la pandemia la exención de visado para visitas de corta duración (hasta 3 meses) que mantenía con 68 países y en el que se sustentaba el libre turismo en el país, que ahora quedarán aparentemente restablecidos, aunque el mandatario japonés no ofreció información concreta al respecto.

Japón era el único miembro del Grupo de los Siete (G7) que mantenía sus fronteras blindadas y las medidas, destinadas a controlar la crisis sanitaria, contrastaban con la apertura al turismo de las principales potencias desarrolladas, que estaban frenando la recuperación del sector y de la economía nipona.

En este sentido, Kishida también anunció que el mismo día 11 de octubre el gobierno pondrá en marcha una campaña de promoción turística «para poder dar apoyo a los alojamientos, viajes y negocios del entretenimiento».

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario