El exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva llamó este miércoles a los brasileños a «no seguir ninguna decisión imbécil» del presidente Jair Bolsonaro, quien es un escéptico sobre las vacunas contra el COVID-19, ya ha matado a casi 270,000 personas en el país.

«Quiero hacer propaganda para que el pueblo brasileño no siga ninguna decisión imbécil del presidente de la República ni del Ministerio de Salud. Vacúnense, vacúnense porque esa es una de las cosas que pueden librarnos del Covid», dijo Lula en su primera comunicación pública tras la anulación de las condenas judiciales que le impedían ser candidato en las elecciones del próximo año.

El exmandatario anunció que se aplicará la primera dosis de la vacuna la próxima semana y lamentó que «las muertes se estén naturalizando» en Brasil, fuertemente golpeado por la segunda ola de la pandemia.

«Muchas de esas muertes podrían haberse evitado, si tuviésemos un gobierno que hubiese hecho lo elemental», añadió Lula en el acto en la sede del Sindicato de los Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo. Sus declaraciones fueron replicadas en sus redes sociales.

«Lo primero que tendría que haberse hecho el año pasado era crear un comité de crisis» en participación de científicos, pero «teníamos un presidente que hablaba de cloroquina y de gripecita», prosiguió, en referencia a declaraciones de Bolsonaro que minimizaban la pandemia y alentaban el uso de medicamentos sin pruebas de eficacia contra la enfermedad.

«Este país no tiene gobierno, no tiene ministro de la Salud, no tiene ministro de Economía» y «por eso está empobrecido», acusó Lula.

Pese a que la prensa local ya comienza a perfilarlo, el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) no anunció si tiene la intención de presentarse en los comicios de octubre de 2022.

Según sondeos, Lula es el político con más posibilidades de impedir la reelección del ultraderechista Bolsonaro, aunque su nombre enfrenta igualmente una fuerte resistencia en sectores de la clase media y en otros partidos de izquierda o centroizquierda.

Lula da Silva afirmó también este miércoles que ha sido «víctima de la mayor mentira jurídica» en 500 años de historia de Brasil. «Estaba seguro de que la verdad vencería y ese día llegó», afirmó el exmandatario.

Recordemos que el juez del Supremo Edson Fachin anuló el lunes todas las condenas contra el exmandatario por supuesta corrupción, en el ámbito de la operación Lava Jato, lo que le permitió recuperar sus derechos políticos.

Foto: Twitter @brasildefato

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario