La mitad de los mexicanos aseguró entender mejor el nuevo etiquetado frontal de los alimentos procesados y refrescos, que entró en vigor el pasado 1 de octubre, según una encuesta divulgada este viernes por Reforma.

El nuevo etiquetado, con frases como «Exceso de grasas» o «Exceso de calorías» y una presentación muy clara, ha ayudado a mejorar la comprensión del 50% de la población sobre los alimentos, mientras un 19% consideró que la norma no le ha hecho entender de mejor manera la información nutricional.

El 50% de los entrevistados aseguraron que la nueva manera de presentar las características de los productos le ayuda más a tomar una decisión de compra, contra un 25% que no considera este etiquetado de mayor ayuda al momento de elegir entre un alimento u otro.

El 37% de los encuestados dijo revisar siempre o la mayoría de veces el etiquetado de los alimentos y bebidas antes de adquirirlos, aunque el 35% contestó que rara vez o nunca lo hace.

El 46% de los consultados indicaron que las nuevas alertas nutricionales ayudarán a reducir la obesidad infantil, así como la obesidad en adultos (45%). El etiquetado también contribuirá (42%) a mejorar los índices de México en hipertensión y diabetes; el 41% opinaron que ayudará también a atajar las enfermedades del corazón.

El 64% señaló que la mejor estrategia para hacer que México deje de encabezar los rankings en obesidad infantil, está en la enseñanza de mejores hábitos alimenticios.

La nueva Norma Oficial Mexicana 051, premiada por Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud (OMS), busca combatir con advertencias frontales en los envases y empaques, la epidemia de obesidad de México. Los gráficos alertan sobre el exceso de calorías, azúcares, sodio y grasas.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario