México solicitó una reunión urgente con la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) para revisar la reciente rebaja de la calificación de su seguridad aérea del país.

la FAA colocó esta semana a México en la Categoría 2, el nivel más bajo, tras una evaluación de su seguridad aérea.

Autoridades mexicanas del sector solicitaron la reunión para tratar «de manera inmediata» la auditoría de la FAA que llevó a la rebaja, dijo la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

«Hemos enviado al administrador de la FAA un nuevo comunicado (…) solicitándole una reunión urgente con sus auditores, para revisar conjuntamente con nuestros especialistas las evidencias entregadas», dijo el subsecretario de Transporte, Carlos Morán.

La Categoría 2, que México comparte con unos pocos países como Bangladesh, Pakistán, Tailandia y Malasia, significa que los actuales servicios de las compañías aéreas mexicanas en Estados Unidos no se verán afectados, pero no podrán lanzar nuevos vuelos.

Pese al llamado del gobierno a un encuentro a la brevedad par tratar el tema, el presidente Andres Manuel López Obrador (AMLO) volvió a restar importancia al asunto.

«No es tan grave», afirmó en su conferencia de prensa matutina, y descartó problemas para las aerolíneas nacionales porque «hay más demanda» de vuelos tras la reapertura de actividades en ambos países ante el descenso de contagios del coronavirus.

Y es que ayer, autoridades de la SCT se reunieron con directivos de las aerolíneas comerciales del país, para definir la ruta a seguir y recuperar en el corto plazo la Categoría 1 en materia de seguridad aérea.

El titular de la dependencia, Jorge Arganis Díaz-Leal, destacó que la operación aérea en el país está garantizada y cumple con los estándares internacionales y de servicio. Se precisó que se tiene la certeza por parte del gobierno federal de haber dado respuesta plena a los  hallazgos que demanda solucionar la FAA.

Por su parte los directores generales de Aeroméxico, Volaris, VivaAerobus y MasAir, así como de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) y CANAERO, manifestaron su respaldo al gobierno federal y ofrecieron apoyo técnico y humano para solventar las observaciones.

El director de Aeroméxico, Andrés Conesa, hizo un reconocimiento al esfuerzo de la SCT y manifestó que a diferencia de la sanción aplicada en el 2010 contra la autoridad regulatoria en materia de aviación en México, “la situación de hoy es muy diferente. Tenemos mejores hilos de comunicación y mayor coordinación entre autoridades y aerolíneas; pero será necesario un mayor compromiso para que se reconozca el verdadero valor que genera la industria aérea en nuestro país”.

Por su parte, el director general de Volaris, Enrique Beltranena, dijo que “el problema no es sólo del gobierno, es de toda la industria aérea; estamos para ayudarlo y apoyarlo, porque este sector es fundamental para el país”. Agregó que es necesaria una mayor comunicación en todos los niveles, autoridades y auditores especializados, para conseguir pronto la nueva categoría.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario