La primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, confirmó este miércoles que viajará a Texas junto al presidente, Joe Biden, con motivo de la tragedia que se vivió en la escuela primaria de Uvalde, en la que un adolescente de 18 años mató a 21 personas, 19 de ellas niños de entre 8 y 10 años.

«Por supuesto que vamos a visitar Texas», dijo Jill Biden al ser cuestionada por los periodistas durante un evento en el
Aeropuerto Internacional Washington Dulles.

Más tarde, el presidente dijo que pronto irá a Texas, aunque no confirmó fecha. «Jill y yo viajaremos a Texas en los próximos días para encontrarnos con las familias y hacerles saber que sentimos su dolor», dijo Biden desde La Casa Blanca.

El anuncio de la visita del mandatario se da mientras se confirmó que Salvador Ramos, el atacante de la escuela en Texas compró sus armas legalmente días antes de la masacre, y poco después de cumplir los 18 años.

El agresor compró un fusil tipo AR de un negocio con licencia federal en el área de Uvalde el 17 de mayo, según un informe de la policía estatal entregado al senador John Whitmire. Al día siguiente compró 375 proyectiles, y el 20 de mayo compró un segundo fusil.

Ramos llevaba un fusil de cañón largo, chaleco antibalas y abundante munición, lo que según el teniente Christopher Olivarez del Departamento de Seguridad Pública de Texas, «demuestra la premeditación de esta persona nefasta al entrar en una escuela con total desprecio hacia la vida humana».

Pese a la condena generalizada que se ha hecho, la Asociación Nacional del Rifle (NRA) sostendrá su convención en Houston tal como estaba planeado, anunció el alcalde de Houston.

El alcalde, Sylvester Turner, afirmó que el evento tiene que realizarse porque la municipalidad no puede cancelar el contrato con la NRA. Sin embargo, cuestionó el hecho de que políticos republicanos hablarán en el foro de esa agrupación partidaria de la tenencia de armas, luego de la matanza en Uvalde.

Entre los políticos republicanos que aparecen como ponentes en el evento, que empieza este viernes, están el gobernador de Texas, Greg Abbott, y el senador Ted Cruz; ambos han condenado el ataque.

Sin embargo, lo que ha llamado la atención es que el orador principal será el expresidente Donald Trump, informó la propia NRA en Twitter.

«Estados Unidos necesita soluciones verdaderas y liderazgo verdadero en este momento, no políticos y partidismo», expresó Trump en Truth Social, la red social que impulsa. «Por eso mantendré mi compromiso de larga data de hablar en Texas en la Convención de la NRA y realizar un importante discurso a Estados Unidos», añadió.

Los planes y las palabras del exmandatario lo colocan en oposición directa al presidente Joe Biden, quien dijo tras el tiroteo del martes que Estados Unidos debe enfrentarse a la NRA y promulgar leyes significativas para frenar la violencia armada.

«¿Cuándo, por el amor de Dios, haremos lo que todos sabemos en nuestras entrañas que debe hacerse?» preguntó Biden en un discurso a la nación ayer, luego del tiroteo.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario