La economía global parece estar recuperándose de la crisis producida por el coronavirus más rápido de lo que se pensaba hace unos meses, gracias a la mejora de los panoramas de China y Estados Unidos, dijo este miércoles la OCDE.

La economía mundial podría contraerse un 4.5% este año, dijo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), una contracción sin precedentes en la historia reciente, aunque es menor que el 6% que proyectó en junio pasado.

Si se evita que la propagación del virus se salga de control, la economía mundial crecerá un 5% el próximo año, lo que representa un recorte respecto al pronóstico de 5.2% realizado en junio, dijo el foro con sede en París.

Sin embargo, un fuerte resurgimiento del virus o medidas más estrictas para contenerlo podrían recortar entre dos y tres puntos porcentuales del panorama para 2021.

La OCDE dijo que sus pronósticos se basaron en la suposición de que los brotes locales continuarían y se enfrentarían con medidas locales en lugar de cuarentenas a nivel nacional. También asumió que una vacuna no estaría disponible de forma generalizada hasta finales del próximo año.

La OCDE dijo que las medidas de los gobiernos y los bancos centrales para apoyar los ingresos de los hogares y las empresas habían ayudado a evitar peores recesiones y, por lo tanto, deberían mantenerse a medida que los brotes sigan apareciendo esporádicamente.

El panorama positivo para la economía mundial de este año tiene enormes diferencias entre las grandes economías, ya que mientras Estados Unidos, China y Europa tienen un desempeño mejor que lo esperado, India, Sudáfrica y México podrían tener un rendimiento peor por sus problemas para contener el virus.

China, el primer país que experimentó el brote y actuó rápidamente para controlar su propagación, sería el único país del grupo de potencias económicas del G20 que crecería este año, con una expansión de un 1.8%, lo que representa una mejora respecto a la contracción de 2.6% proyectada en junio.

En tanto, la economía de Estados Unidos tendrá este año un desempeño mejor que lo previsto con una contracción del 3.8%, menor que el desplome de 7.3% estimado previamente.

Para el conjunto del G20, su proyección reduce al 4.1% la caída en 2020, frente a la del 5.7% de junio en su escenario más optimista, y mejora en dos décimas la subida de 2021, hasta el 5.7%.

En el caso de la economía mexicana, la OCDE proyectó que sufrirá una contracción de 10.2% en 2020, en lugar del 7.5% como previó en junio.

La organización explicó que la contracción se encuentra entre las más significativas de sus pronósticos, solo por detrás de Sudáfrica y Argentina que tendrán una caída estimada de 11.5% y 11.2% y de Italia que caerá 10.5%.

Las otras economías más afectadas son: Reino Unido (-10.1%), Francia (-9.5%), Alemania (-5.4%).

Para 2021, en la mayoría de las economías la proyección es inferior a sus cifras de 2019 y «significativamente menor» a lo calculado antes del Covid-19, señala la OCDE; esto evidencia el riesgo de un impacto a largo plazo de la pandemia.

Las principales subidas del PIB el año que viene están protagonizadas por India (10.7 %) y China (8%). Su previsión para la eurozona se rebaja en 1.4 puntos, hasta el +5.1%, y para sus tres países dentro del G20, Alemania (+4.6%), Francia (5.8%) e Italia (+5.4%) esta cae en 1,2, 1,9 y 2,3 puntos porcentuales.

Sus tres integrantes latinoamericanos también ofrecen un crecimiento moderado, del 3% para México y 3.2% para Argentina. De Brasil, para el que calcula una caída del 6.5% en 2020, anticipa un avance del 3.6% en 2021, seis décimas menos que en junio.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario