La ausencia de un liderazgo político efectivo ha dificultado los esfuerzos para detener la pandemia del COVID-19 en América Latina, donde las infecciones están peligrosamente al alza, dijo este miércoles la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Si bien Estados Unidos, Canadá y México están reportando disminuciones en general de casos y muertes por coronavirus, las infecciones nuevas se están incrementando en el resto de América, subrayó la directora de la OPS, Carissa Etienne.

Colombia está registrando la mayor tasa de infecciones en Sudamérica, donde los nuevos casos se han triplicado en algunas regiones, y Brasil está sufriendo un aumento en nuevas infecciones y hospitalizaciones.

No obstante, sin un liderazgo eficiente, las naciones de Latinoamérica están ofreciendo una respuesta débil a la enfermedad. «Lamentablemente, en toda nuestra región hemos visto información errónea sobre el COVID-19 sembrando dudas sobre medidas de salud probadas, a menudo en el contexto de disputas políticas», dijo Etienne en un rueda de prensa virtual.

Añadió que los líderes de la región están enviando mensajes contradictorios a la población relacionado con la pandemia, y obstaculizando la adopción de medidas efectivas para controlar el virus», destacó.

La mayor preocupación ahora es Haití, donde a pesar del fuerte aumento de casos, hospitalizaciones y muertes, la población ignora en gran medida los protocolos de salud pública necesarios para detener la transmisión, dijo Etienne.

Recordemos que América Latina y el Caribe tienen la cifra más alta de muertes por COVID-19 en proporción a su población. Brasil lidera la región con mayor cantidad de casos nuevos y muertes. Argentina y Colombia le siguen en infecciones y fallecimientos.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario