Hong Kong prohibió este miércoles el arribo de vuelos de pasajeros de ocho países, para intentar frenar la propagación de la variante Ómicron, que provoca una explosión de casos en el mundo.

La prohibición afecta a los vuelos procedentes de Australia, Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Francia, India, Pakistán y Filipinas.

La región administrativa china, centro financiero del sudeste asiático, también prohibió eventos multitudinarios y ordenó el cierre de 15 tipos de comercios, entre ellos bares, discotecas, gimnasios y centros de belleza.

Hong Kong, al igual que China continental, ha optado por una estrategia de «cero COVID», que impone largas cuarentenas a las personas que entran en el territorio y un severo aislamiento para los enfermos y sus contactos.

En China, los contagios son mínimos en comparación con otras partes del mundo, donde las cifras se multiplican de manera exponencial: unos 890,000 casos en 24 horas en Estados Unidos, 270,000 en Francia, más de 200,000 en Reino Unido.

Israel anunció haber registrado casi 12,000 nuevos casos de COVID-19 en las últimas 24 horas, un nuevo máximo desde el inicio de la pandemia. Italia contabilizó 189,109 nuevos contagios por coronavirus, un nuevo récord desde el inicio de la pandemia, además de 231 fallecidos.

En América Latina, Ómicron se extiende de manera importante. Argentina registró 81m000 nuevos casos ayer, casi el doble que en un día previo. En Brasil, el segundo país del mundo con más víctimas mortales por la pandemia, el Ministerio de Salud contabilizó el martes 18,759 nuevos casos, la peor cifra diaria desde el 5 de octubre. Nuestro país no se quedó atrás. Superamos los cuatro millones de contagios con más de 15,000 casos, la cifra más alta desde septiembre pasado.

Desde que se detectó el coronavirus en diciembre de 2019, la pandemia ha matado a más de 5.4 millones de personas en todo el mundo.

Y aunque la mayoría de los países imponen nuevas medidas, el gobierno de Reino Unido anunció su decisión de eliminar el requisito de la prueba diagnóstica de COVID-19 negativa para entrar al país, además de que los viajeros
tampoco tendrán que aislarse a su llegada hasta obtener el resultado de una PCR.

En una comparecencia, el primer ministro británico, Boris Johnson, reconoció que algunas de las restricciones impuestas cuando se descubrió Ómicron tienen ahora «un impacto limitado», dado que la mutación es cada vez más prevalente en el país.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario