Previo al arranque de la 83 Convención Bancaria, el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera, aseguró que la banca tiene puesto el sartén, la lumbre y el aceite, pero les falta el huevo, que son los proyectos del Gobierno Federal para detonar las inversiones, además de dar mayor certidumbre, ya que los empresarios no tienen confianza.

En entrevista con la agencia Notimex, el representante del sector señaló que para recobrar la confianza es necesario tener reglas claras y consistentes, que quede definido en dónde quiere invertir el Gobierno Federal y dónde puede invertir la iniciativa privada; además de tener en claro los pasos y procesos que hay que seguir para que se autorice un proyecto; así como una aplicación clara, expedita y efectiva del Estado Derecho, de la procuración de justicia y de forma imperiosa: seguridad.

“Tenemos el sartén, tenemos la lumbre prendida, tenemos el aceite echado en el sartén y no tenemos el huevo para cocinar, porque no está la inversión», afirmó Niño de Rivera.

En este sentido, comentó que la banca tiene en estos momentos un 14% de su cartera de crédito otorgado a infraestructura, es decir, alrededor de 80 mil millones de pesos, los que pueden echar andar la economía en ciertas regiones de manera relevante. Sin embargo, aclaró que no son los únicos, ya que las afores tienen 3.6 billones de pesos, los fondos de inversión privado 2.4 billones de pesos y una cantidad indeterminada de interés internacional por venir a México: fondos de inversión, inversionistas particulares y empresas.

“No nos va a faltar dinero, nos están faltando los proyectos, las definiciones claras de parte del Gobierno Federal y el que se pueda echar a andar los proyectos porque tienen que participar y opinar distintas dependencias del Gobierno Federal», reiteró.

Para el presidente de la ABM, el principal reto de la banca es detonar el crecimiento económico y la inclusión financiera.

Niño de Rivera explicó que el Producto Interno Bruto (PIB) es un promedio de la actividad económica, ya que hay regiones e industrias que sí crecieron en 2019, como los estados de Tlaxcala, Aguascalientes, Querétaro; pero en el sureste, de los nueve estados que hay, siete se contrajeron.

El representante del sector explicó que esto se debe a que sí creció el salario real, el empleo y la distribución de apoyos está teniendo un efecto en algunas familias y por ellos sienten seguridad y pueden contratar crédito. «Eso quiere decir que la actividad económica no está parada y hay personas que quieren seguir progresando, no es suficiente, no estamos contentos, la actividad económica en su conjunto debe de crecer mucho más», afirmó.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario