Al ser cuestionado sobre sus vacaciones de fin de año, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, indicó que al no haber ningún tema prohibido o que se quiera ocultar, confirmó que sí viajó a visitar a familiares a la costa de Oaxaca el pasado 31 de diciembre, aunque acusó a los medios de sacar la información de contexto.

«No tengo nada que ocultar. Efectivamente, fui a la costa de Oaxaca, a la región de Pochutla, el municipio de San Pedro Pochutla. Es un sitio hermoso con población, una población muy generosa, muy benévola y fui a visitar a familiares muy cercanos, a personas muy amigas y estuvimos en una casa particular durante los días del fin de año», detalló el subsecretario.

Dijo que tal como lo recomendaron los últimos días del año, se respetó la recomendación de reunirse en grupos familiares pequeños, así como seguir las distintas medidas de prevención al momento de las actividades sociales. En ese sentido dijo que en su reunión de fin de año, guardaron la sana distancia al dejar asientos vacios entre los presentes.

Para tratar de justificar su viaje, López-Gatell explicó que algunos países han optado por disposiciones parecidas a un toque de queda, es decir, la cancelación absoluta de movilidad, mientas que en México se ha optado por otra estrategia.

Explicó que se tuvo una primera intervención que se llamó Jornada Nacional de Sana Distancia, que se extendió del 23 de marzo y al 30 de mayo. Sin embargo, dijo, a partir del 1 de junio y hasta el momento, se estableció un mecanismo diferenciado por entidad federativa, pues indicó que la dinámica de ocurrencia de la enfermedad (la cantidad de personas que enferman en cada territorio por día o semana) es muy diferente en cada entidad federativa.

Dicha medida, dijo, permite que en países que son territorialmente muy grandes, como es el caso de México, un mejor equilibrio entre dos elementos: proteger la salud y la vida en la medida en que se eviten los contagios, y el bienestar social.

Reiteró que México es un país con enormes desigualdades sociales y económicas, por lo que no es posible tener a todo país al mismo tiempo en el mismo grado de confinamiento; dijo que hay regiones del país que no tienen la oportunidad de empezar a liberar actividades que permitan la reactivación económica y social al ritmo de otras entidades.

Dijo que mientras en el Valle de México se declaró semáforo rojo, ya que la actividad epidémica era muy intensa, en el estado de Oaxaca, donde está Pochutla, el sitio donde vacacionó, ciertas actividades están abiertas, tales como los restaurantes.

«Es precisamente por eso que la foto a la que han aludido, me retratan en un restaurante, efectivamente, estaba en un restaurante en la playa de Zipolite tomando los alimentos junto con la familia, con los que viajamos a esto. Ahí se ve precisamente cómo las realidades no son sincrónicas para el país».

Posterior a la conferencia vespertina, López-Gatell aseguró que, dado el contexto electoral que se vive en el país, distintas fuerzas políticas quieren «sacar provecho, quieren crear demonios y crear enemigos para posicionarse».

En un breve encuentro con la prensa, dijo que las imágenes que circularon de su estancia en un restaurante de Oaxaca, fueron sacadas de contexto, ya que hay algunos medios que buscan crear, con fragmentos, una narrativa que saque de contexto la información.

Mencionó el caso de la fotografía que circuló de él en el avión sin cubrebocas. «Por ejemplo, lo del cubrebocas en el avión, efectivamente, cuando estaba hablando, por cierto, con el doctor López Ridaura, para darle instrucciones sobre el seguimiento de los preparativos de la vacunación, no me escuchaba y me tuve que bajar el cubrebocas, en el momento en que me lo bajo, las fotografías, entonces, ya es querer sacar de contexto».

Aseguró que durante su estancia en el restaurante, pese a que los medios reportaron que no guardó la sana distancia, solo habían seis personas en la mesa y «estábamos convenientemente a sana distancia, igual que otros de los que estaban en el hotel; llegué con cubrebocas, era uno verde, entonces es querer sacar de contexto las cosas», remató.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario