El presidente Andrés Manuel López Obrador(AMLO) reiteró esta mañana que no permitirá que nadie cometa actos de corrupción durante su gobierno, incluso si se trata de integrantes de su familia, esto en relación a los videos que se difundieron sobre su hermano recibiendo dinero en efectivo de David León Romero.

«La gente nos dio su confianza porque quiere que se limpie la corrupción y yo no le voy a fallar al pueblo. Siempre he hecho de mi vida pública una línea recta, por eso no tengo ningún temor para ser investigado», sostuvo el mandatario.

Indicó que si la FGR lo llama a declarar, él está dispuesto a hacerlo y así colaborar y aclarar todo en lo que se le involucre.

Además dijo, no es la primera vez que atendería un caso como este, en el que tenga que defenderse. «Siempre he salido de la calumnia, ileso», aseguró.

Sobre el tema, dijo que él está a favor de que no haya ningún tipo de protección a los presidentes, por lo que está solicitando que la primera iniciativa que se discuta en el Congreso, sea la de quitar el fuero al presidente.

Así, indicó, el presidente en funciones podrá ser juzgado por cualquier delito como cualquier ciudadano.

En el caso de los expresidentes, insistió que para que no lo vayan a acusar de «vengativo o de verdugo», se debe llevar a cabo una consulta ciudadana y así se decida entre todos los mexicanos, si se lleva a juicio a los exmandatarios.

Volvió a detallar que debe ser entre el 1 y el 15 de septiembre, que se debe presentar la solicitud de consulta ciudadana, la cual puede ser interpuesta por: el 2% de los ciudadanos inscritos en el padrón electoral (un millón 600 mil firmas). La tercera parte de los legisladores de cualquiera de las cámaras (Diputados o Senadores) también podrían solicitar la consulta.

Indicó que el presidente también podría presentar dicha solicitud, que aunque no descarta hacerlo, dijo que a él le gustaría que fueran los ciudadanos quienes den su respaldo a llevar ante la justicia a los expresidentes.

Adelantó que si se realiza la consulta, él votará en contra, aunque precisó, en una democracia es el pueblo el que manda.

«Es un ejercicio único, histórico, porque la corrupción se solapaba, no estaba ni siquiera en el discurso oficial, no se hablaba de corrupción y era el principal problema de México, y ahora qué bien que todos los días se hable de este tema», remató.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario