El Nobel de la Paz reconoció este viernes por primera vez la libertad de expresión e información con un premio a dos periodistas, la filipina Maria Ressa y el ruso Dmitri Muratov.

Ressa y Muratov fueron premiados «por sus esfuerzos para defender la libertad de expresión, condición previa para la democracia y la paz duradera», señaló el Comité del Nobel, que elogió su lucha y advirtió de las crecientes circunstancias adversas que afrentan la democracia y la libertad de prensa en el mundo.

El premio refleja Jla necesidad de un periodismo «libre, independiente y basado en hechos» que sirva para proteger derechos fundamentales contra el abuso de poder, las mentiras y la propaganda de guerra.

«La libertad de expresión es la mejor defensa de una sociedad contra la guerra y los conflictos. No hay democracia sin libertad de expresión», afirmó en rueda de prensa la presidenta del comité, Berit Reiss-Andersen, quien resaltó que el premio no va a resolver los problemas de la libertad de expresión, pero se mostró esperanzada de que dirija el foco a la importancia del periodismo y lo peligroso que es ejercer ese derecho.

Los galardonados figuraban desde hace años en la lista de aspirantes al Nobel, aunque si bien las apuestas señalaban a un premio a la libertad de prensa, aparecían como candidatos mejor situados organizaciones como Reporteros sin Fronteras (RSF) y el Comité para la protección de periodistas (CPJ).

El Nobel de la Paz es el único que se otorga y entrega fuera de Suecia, en Oslo, por deseo expreso del creador de los premios, el magnate sueco Alfred Nobel (1833-1896), ya que en su época Noruega formaba parte del Reino de Suecia.

En tanto, el Instituto Internacional de la Prensa (IPI), una red mundial de editores y propietarios de medios de comunicación, celebró este viernes la concesión del Premio Nobel de la Paz 2021 a la periodista filipina María Resma y el ruso Dmitri Muratov.

En un comunicado, el IPI destacó la labor «fundamental» de ambos para garantizar la «prosperidad de la humanidad».

«Maria Ressa y Dmitri Muratov son ejemplos de esta profesión. Son, además, historias en sí mismas de las luchas a las que se enfrentan los periodistas cada día», dijo la presidenta del consejo ejecutivo del IPI, Khadija Patel.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario