El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), por conducto de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), nombró a dos exgobernadores del PRI como representantes diplomáticos de México en el extranjero.

Uno de los nombramientos fue el de Claudia Pavlovich, exgobernadora de Sonora, como cónsul de México en Barcelona, España.

Al respecto, la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) recordó que en la gestión de la priísta fueron desviados 140 millones de pesos a una red de empresas fantasma utilizadas en la Operación Safiro del PRI.

MCCI señala que en 2016 el gobierno de Pavlovich transfirió recursos públicos a empresas vinculadas entre sí, que el SAT ha identificado oficialmente como simuladoras de operaciones o empresas “fantasmas”; las seis empresas, a las que el gobierno de Pavlovich les transfirió fondos públicos, formaron parte de un presunto esquema de financiamiento ilegal de campañas electorales del PRI, conocido como Operación Safiro.

Y es que una investigación de MCCI reveló que autoridades de siete estados, entre ellos Sonora, habían participado en la Operación Safiro con el desvío de 650 millones de pesos a esta red de empresas fantasma; 250 millones de los desvíos correspondían a Chihuahua durante la gestión de César Duarte, 230 millones al gobierno de Durango que encabezó Jorge Herrera Caldera y 140 millones al gobierno de Sonora, de Pavlovich.

Sin embargo, el nombramiento de  Pavlovich no es el único que ha generado críticas.

Pedro Salmerón fue nombrado como futuro embajador de México en Panamá, esto, pese a las acusaciones que hay en su contra, incluso por parte de mujeres militantes o afines a Morena, por acoso sexual, específicamente durante su  periodo como profesor en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Con el hashtag #UnAcosadorNoDebeSerEmbajador, la organización estudiantil Cuarta Ola, pidió al gobierno federal reconsiderar el nombramiento de Salmerón y no pasar por alto los señalamientos en contra de Salmerón.

Afirmaron que su designación como embajador es de suma preocupación ya que ha demostrado ser una persona que abusa de su posición de poder para violentar a las mujeres.

Sin embargo, las acusaciones en contra de Salmerón no solo se presentaron en el ITAM; también en la UNAM se habló de su comportamiento hacia las alumnas, y en las mismas filas de Morena fue señalado como acosador y de hacer uso de su poder y relaciones para amedrentar a mujeres.

A la polémica sobre los nombramientos, se sumó la amenaza que hiciera el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, a los exgobernadores Claudia Pavlovich y Carlos Miguel Aysa González.

En un breve mensaje publicado en sus redes sociales, el líder del tricolor afirmó que ambos exgobernadores fueron autoridades emanadas del PRI, por lo que su militancia está sujeta a los estatutos del Partido.

Enfatizó que de de aceptar la propuesta del gobierno de Morena estarían incumpliéndolos, provocando sanciones internas incluida la expulsión.

«Las oportunidades que da el PRI deben corresponderse con buen trabajo y resultados, pero también con lealtad a México y a los mexicanos. Que no quede duda, estaremos atentos a la decisión que tomen y actuaremos en consecuencia», señaló Moreno.

A lo expuesto por el dirigente nacional se sumaron otras figuras del PRI, entre ellas la diputada Lorena Piñón, quien dijo que tanto Pavlovich como Aysa González sin el PRI y su militancia jamás hubieran sido gobernadores.

«Ambos traicionan al PRI para salvar su pellejo, operaron para entregar Sonora y Campeche a Morena. Qué cinismo, espero nos convoquen lo más pronto para determinar su expulsión», dijo la legisladora a través de sus redes sociales.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario