La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi, dio este martes su respaldo a la nueva versión del tratado comercial T-MEC con México y Canadá al asegurar que es «una victoria para los trabajadores estadounidenses».

«El acuerdo que presentamos hoy es infinitamente mejor que lo que la Administración propuso en primer lugar. Es una victoria para los trabajadores estadounidenses», subrayó Pelosi en una comparecencia en el Congreso.

La líder demócrata señaló que el respaldo a la nueva versión del tratado comercial se debe a que, lo negociado por sus legisladores, representan «una victoria para los trabajadores estadounidenses».

Indicó que se logró un acuerdo mejor al que les presentó el equipo del presidente Donald Trump, pues se revisaron temas que traerían efectos negativos para Estados Unidos y que iban a afectar a distintos sectores en su país. Insistió en los cambios de dos temas: habrá nuevos controles contra las farmacéuticas y reglas más claras en favor del medioambiente.

En sus declaraciones a la prensa, Pelosi dijo que «no es coincidencia» que el anuncio de esta nueva versión haya llegado el mismo día en que los demócratas anunciaron los dos cargos formales de imputación del juicio político contra el presidente estadounidense, Donald Trump, ya que el fin del año se acerca y es necesario «terminar las cosas».

Por su parte, el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, el demócrata Richard Neal, catalogó de «transformador» el nuevo pacto. «Fueron negociaciones intensas, argumentativas y complicadas. Creo que establecimos un récord mundial por colgarnos el teléfono el uno al otro, yo y el representante de Comercio Exterior», bromeó Neal.

Adicional, el principal sindicato de Estados Unidos avaló los nuevos acuerdos alcanzados, al afirmar que los cambios negociados suponen una «gran mejora» con respecto al texto original.

«Por primera vez, realmente habrá normas laborales aplicables», incluidas las inspecciones de las fábricas, dijo Richard Trumka, presidente del AFL-CIO, cuyo apoyo es fundamental para que el pacto sea ratificado por el Congreso.

«El T-MEC está lejos de ser perfecto (…) Pero no se puede negar que las reglas comerciales en Estados Unidos ahora serán más justas», dijo en un comunicado.

Este martes, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó que firmará la nueva versión del T-MEC junto al representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y la viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland.

Se prevé que la Cámara Baja de EUA vote la próxima semana el acuerdo para que sea aprobado antes del 20 de diciembre, cuando la actividad legislativa entra en receso por las fiestas navideñas.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario