Los países miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) alcanzaron hoy un acuerdo preliminar para aumentar hasta en un 50% sus contribuciones al organismo, después de que la pandemia de COVID-19 mostrara que su insuficiente financiación dificultaba su respuesta a ésta y otras crisis sanitarias.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, confirmó en su cuenta de Twitter sobre este preacuerdo, algo que consideró un «momento crucial» para la organización, después de tres días de reuniones de su Grupo de Trabajo para una Financiación Sostenible.

Tras las críticas recibidas por su respuesta inicial a la pandemia, la OMS creó un panel independiente de expertos, encabezado por la ex primera ministra de Nueva Zelanda Helen Clark y la expresidenta de Liberia Ellen Johnson Sirleaf, para analizar formas de mejorar en el futuro la gestión de crisis sanitarias.

El panel concluyó el año pasado que en la pandemia la OMS no había contado «con la autoridad y los recursos necesarios» para responder adecuadamente y coordinar la respuesta internacional, por lo que entre otras cosas se recomendaba reformar su mecanismo de financiación para garantizarle una mayor independencia.

Ello podría conseguirse aumentando las contribuciones de los países miembros para reducir la dependencia de la OMS de las donaciones voluntarias de gobiernos y donantes privados, que atenta contra su independencia y aumenta su dependencia de grupos de presión.

El preacuerdo todavía deberá aprobarse definitivamente en la asamblea general anual de la OMS, que se celebra del 22 al 28 de mayo.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario