La pandemia por el Covid-19 ha afectado ya a diversas economías del mundo. Este viernes se dio a conocer que la economía de Brasil se contrajo en el primer trimestre a su peor ritmo en casi cinco años.

La pandemia derivó en una caída del 1.5% en el Producto Interno Bruto (PIB) respecto del trimestre anterior, dijo la agencia de estadísticas IGBE, lo que dejó la actividad de la mayor economía latinoamericana de nuevo en el nivel del 2012.

El Ministerio de Economía de Brasil dijo que las cifras fueron impactadas en gran medida por el distanciamiento social y las cuarentenas aplicadas en las últimas dos semanas de marzo.

En otro punto del planeta, se informó que la economía india creció a su menor ritmo trimestral en dos décadas en el periodo enero-marzo de 2020, según los datos publicados este viernes por el gobierno.

La tercera mayor economía de Asia solo creció un 3.1% en el trimestre, que coincidió con la primera semana de un confinamiento de varios meses debido a la pandemia. El crecimiento anual de la economía de India fue de 4.2%, su nivel más bajo en 11 años, desde la crisis financiera.

El ministerio de Finanzas advirtió que las cifras pueden además ser revisadas a la baja, puesto que faltan datos sectoriales.

Las cifras son peores que las que se calculaban, pero aún faltan por llegar las del actual trimestre, advierten los analistas. Antes de que se desatara la crisis sanitaria, India estaba mostrando signos de agotamiento, con el desempleo al alza y un aumento de créditos impagados que llevó a los bancos a recortar los préstamos.

Por su parte el PIB de Italia, la tercera mayor economía de la eurozona, registró en el primer trimestre de 2020 una  contracción récord del 5.3%, la mayor de la actual serie histórica,  que se remonta a 1995, según la agencia estadística italiana Istat.

De este modo, confirma su entrada en recesión técnica, después de que su PIB hubiera caído un 0.2% en los últimos tres meses de 2019. En comparación con el primer trimestre de 2019, el PIB de Italia registró una caída del 5.4%.

Mientras tanto, el Producto Interior Bruto francés retrocedió un 5.3% en el primer trimestre del año, informó también este viernes el instituto nacional de estadística, el Insee; la cifra muestra el impacto de los primeros 15 días de confinamiento en el país debido al nuevo coronavirus.

Inicialmente, el Insee había previsto un retroceso del PIB del 5.8%, pero terminó corrigiendo «ciertas estimaciones» referentes al mes de marzo, cuando se instauró una cuarentena general en el país.

La caída del PIB en el primer trimestre es igual a la registrada en el segundo trimestre de 1968, cuando hubo huelgas masivas en el país, sobre todo en mayo. Esta cifra confirma además que Francia entró técnicamente en recesión ya que el PIB había retrocedido un 0.1% en el último trimestre de 2019.

En tanto, el PIB de Portugal, que también se difundió hoy, cayó 3.8% en el primer trimestre de 2020 en comparación con los tres últimos meses de 2019, y 2.3% en un año, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

«El retroceso de la actividad económica refleja el impacto de la pandemia de covid-19, que se hizo sentir claramente durante el último mes del trimestre», explicó el INE en un comunicado.

En una primera estimación, la oficina estadística había informado de una disminución ligeramente más acentuada del PIB, del 3.9% en variación trimestral y del 2.4% en variación anual. Estas cifras son peores que las previstas por la Comisión Europea que, a principios de mayo, preveía una disminución del 1.8% en variación trimestral.

Fianlmente, el Producto Interno Bruto ruso se redujo un 12% interanual en abril, debido a restricciones relacionadas con el coronavirus, informó el Ministerio de Desarrollo Económico.

La disminución fue causada por el permiso remunerado para todos los rusos y las condiciones económicas negativas en el extranjero.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario