Petróleos Mexicanos (Pemex) reportó este martes una pérdida neta en el primer semestre de 2020 de 26,406 millones de dólares, un aumento de 585.3% o casi seis veces más que el resultado también negativo de 3,853 millones de dólares del mismo periodo de 2019.

En específico para el segundo trimestre del año, la pérdida neta fue de 1,930 millones de dólares (equivalente a 44,300 millones de pesos), lo que contrasta con los 2,400 millones de dólares (52,790 millones de pesos) registrada en el mismo lapso del año pasado.

La petrolera dijo que el precio promedio de la mezcla de exportación fue de 23.84 dólares por barril, un 60.1% menor que el mismo periodo del año anterior.

La empresa informó que sus ventas en el trimestre cayeron un 51.8% a 7,900 millones de dólares (81,693 millones de pesos), ante una disminución del 54.4% de las ventas en el mercado interno y del 48% en las exportaciones.

Al presentar su informe financiero, Pemex atribuyó los resultados a la «parálisis» de la actividad económica global por la crisis de coronavirus y la pérdida cambiaria por la depreciación del peso.

La compañía registró ingresos por un total de 20,277 millones de dólares en el primer semestre del año, lo que representa una caída de 36.4% frente a la primera mitad del 2019.

Adicional, la deuda financiera de Pemex se elevó a 107,200 millones de dólares, desde los 104,796 millones de dólares en que se había ubicado hasta el primer trimestre del año, un aumentó del 24.1%

Las ventas nacionales cayeron 38.3% hasta los 11,187 millones de dólares, mientras que las exportaciones disminuyeron 33.7% al totalizar 8,985 millones de dólares.

En cambio, la producción de crudo promedió los 1,7 millones de barriles diarios durante la primera mitad del año, un incremento del 1.9% frente a ese periodo de 2019. Asimismo, la producción de gas natural creció en 0.2% al situarse en 3,659 millones de pies cúbicos diarios (MMpcd) sin contar el nitrógeno ni la producción de socios.

El rendimiento bruto decreció 58 % hasta los 3.375 millones de dólares, mientras que el rendimiento de operación fue de apenas 27 millones de dólares, 99,5 % menos.

La petrolera precisó que el rendimiento antes de impuestos y derechos (ebitda) tuvo una pérdida 22,744 millones de dólares.

Por otro lado, los pasivos de Pemex, que incluyen deudas de corto y largo plazo, impuestos y derechos, así como pasivos laborales, ascienden a 191,537 millones de dólares, un 12.4% más respecto al cierre de 2019.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario