La Asociación Profesional de Golf (PGA) de Estados Unidos anunció que no disputará su campeonato de 2022 en el Trump National Golf Club Bedminster en Nueva Jersey, porque hacerlo sería «perjudicial» para su marca.

El presidente de la PGA, Jim Richerson, hizo el anuncio en un vídeo publicado en la web de la organización sin mencionar los motivos concretos por los que consideran «perjudicial» asociarse con ese club de golf en particular.

Sin embargo, según medios estadounidenses, parece claro que la toma del Congreso por partidarios de Trump la pasada semana puede estar detrás de la decisión, pues ha habido empresas que han tomado medidas similares en los últimos días.

Richarson indicó que jugar el campeonato en el Trump National Golf Club Bedminster, uno de los preferidos del aun presidente para practicar su deporte favorito, pondría en riesgo la capacidad de la PGA para poner en marcha sus programas y «preservar la longevidad» de su misión.

Es por eso que la Junta de Directores de PGA voto a favor de «ejercer el derecho de terminar el acuerdo para jugar el campeonato de 2022 en el Trump Bedminster», dijo.

«Es una decisión tomada para garantizar que la PGA de América y los profesionales de la PGA puedan seguir liderando y haciendo crecer nuestro deporte en las décadas venideras».

La Organización Trump, que posee una veintena de clubes de golf, respondió en un comunicado que la decisión de la PGA significa una ruptura de un contrato legal y aseveró que «no tienen derecho a dar por finalizado el acuerdo».

Según la página web Thegolfnewsnet.com, de los 17 campos de la Organización Trump, 12 están en Estados Unidos, dos en Dubai (uno de ellos abrirá este año), uno en Irlanda y dos en Escocia.

Desde que tomó posesión el 20 de enero de 2017 hasta el 30 de diciembre de 2020, Trump ha jugado o visitado campos de golf en 308 ocasiones.

Este lunes también se informó que el comité designado por el presidente Donald Trump, para organizar su investidura en enero de 2017, pagó una factura por 49,000 dólares que debía haber asumido la empresa privada del gobernante.

Según el diario The Washington Post, el fiscal general del Distrito de Columbia, Karl Racine, agregó una nueva acusación a una demanda que interpuso en enero de 2020 contra el llamado Comité de Investidura Presidencial por «abusar de fondos sin ánimo de lucro para enriquecer» a la familia del mandatario.

«La Organización Trump era responsable de los cargos facturados», indicó la oficina del fiscal, según el expediente, por lo que considera el pago de la factura «injusto, no razonable e injustificado, y (que), en última instancia, confirió un beneficio privado impropio a la Organización Trump».

El fiscal indicó que la Organización Trump no pagó una factura de hotel por 49,000 dólares, la cual terminó en una agencia de cobros y que el Comité de Investidura Presidencial, una organización sin ánimo de lucro, finalmente sufragó.

En enero del año pasado, Racine indicó en su demanda que el comité se coordinó con la familia de Trump para pagar 1.03 millones de dólares por el alquiler de un espacio en el hotel, que incluía un salón de baile y salas de reuniones, muy por encima de las tarifas del establecimiento.

Racine pidió ahora a un juez que ordene que los 1.03 millones de dólares pagados al hotel Trump y los 49,000 dólares de la factura se destinen a la caridad.

En la nueva acusación se detalla que un empleado de la Organización Trump que era asistente de Donald Trump Jr. reservó en ese entonces habitaciones en un hotel ubicado a pocas cuadras de La Casa Blanca. La factura por 49,358.92 dólares fue enviada a la Organización Trump y quedó sin pagar hasta julio de 2017, cuando una agencia de cobros contactó al comité, que hasta entonces desconocía de las habitaciones, pero que asumió el pago tras una orden de Rick Gates, quien fue «número dos» de la campaña electoral del ahora presidente.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario