El nuevo plan de control migratorio anunciado por los Estados Unidos podría vulnerar los derechos humanos fundamentales, advirtió este miércoles el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Türk.

«El derecho a solicitar asilo es un derecho humano, independientemente del origen de las personas, de su situación migratoria o de la forma en que llegaron a la frontera», dijo Türk en una declaración.

El alto funcionario destacó que las medidas anunciadas van «en contra de la prohibición de las expulsiones colectivas y del principio de no devolución».

La semana pasada, el presidente Joe Biden anunció un nuevo plan migratorio que implica que personas que lleguen de forma irregular a la frontera sur de país serán objeto de expulsiones inmediatas y una prohibición de entrar en territorio estadounidense durante cinco años.

Como parte del plan, Biden permitirá el ingreso mensual de hasta 30,000 personas de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela, siempre que cuenten con un patrocinador financiero en el país y lleguen en avión para no sobrecargar a los agentes que patrullan la frontera.

Y es que muchos migrantes que buscan escapar de la pobreza o la violencia que se vive en sus países de origen emprenden una ruta llena de peligros para llegar a territorio estadounidense.

La economía estadounidense depende en gran medida de la mano de obra extranjera, además de que Biden prometió a su llegada a La Casa Blanca brindar refugio a los solicitantes de asilo y poner fin a las políticas de su predecesor, Donald Trump contra la inmigración irregular.

En noviembre pasado, las detenciones de migrantes en la frontera entre Estados Unidos y México alcanzaron una cifra récord de 230.000 personas.

El tema fronterizo es una de las principales debilidades políticas de Biden, señalan especialistas; es una piedra en su camino para la reelección si se presenta a un segundo mandato en el cargo como tiene pensado según sus consejeros.

Hasta ahora Biden ha mantenido bajo perfil frente a las críticas de la oposición, pero también de las organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Ayer, durante la X Cumbre de Líderes de América del Norte, celebrada en nuestro país, Biden volvió a destacar su nueva política migratoria, señalando que las acciones que su gobierno ha tomado han contribuido para bajar el número de migrantes que llegan a la frontera.

El tema migratorio fue uno de los asuntos centrales de la Cumbre, que reunió a los presidentes Joe Biden, Andrés Manuel López Obrador y al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

El principio internacional de no devolución garantiza que nadie debe ser devuelto a un país donde pueda sufrir torturas, tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario