Qatar, anfitrión de la Copa del Mundo, eliminó el requisito de que los visitantes obtengan una prueba negativa de COVID-19 antes de partir hacia dicho país, informó el ministerio de salud.

Anteriormente, Qatar había dicho a los aficionados que asistieran al Mundial que debían mostrar una prueba de COVID-19 negativa, independientemente de su estado de vacunación, antes de partir por aire o en el cruce fronterizo.

Y es que Qatar espera una cifra sin precedentes de 1.2 millones de visitantes durante el torneo, que se jugará del 20 de noviembre al 18 de diciembre.

El Ministerio de Salud también eliminó el requisito de que los adultos muestren su estado de COVID-19 en una aplicación de teléfono inteligente de rastreo de contactos administrada por el gobierno llamada Ehteraz antes de ingresar a estadios u otros establecimientos como tiendas y restaurantes.

Sin embargo, los visitantes y residentes aún deben mostrar la solicitud antes de ingresar a un centro de atención médica, según el comunicado.

Qatar está aliviando las restricciones porque «el número de casos de COVID-19 (sigue) disminuyendo en todo el mundo y en Qatar, y debido al despliegue continuo del Programa Nacional de Vacunación COVID-19 de Qatar», señaló el gobierno en un comunicado.

La semana pasada, Qatar suavizó sus reglas sobre mascarillas y ahora solo requiere su uso para quienes visitan los centros de atención médica.

Qatar, que tiene una población de casi 3 millones de personas, ha registrado más de 440,000 casos confirmados de COVID-19 y 692 muertes por el virus, según datos oficiales.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario