Familiares de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, en compañía de estudiantes, realizaron este viernes una manifestación que terminó en choques con policías y ataques con petardos y cohetes al Campo Militar Número 1, ubicado en los límites de la CDMX y el EdoMex.

Con pancartas y  fotos de los rostros de los desaparecidos, los inconformes gritaron consignas como “fue el Estado”, “asesinos” y “nos faltan 43”.

Los estudiantes y familiares aseguraron que a ocho años de los hechos siguen en pie de lucha hasta dar con la verdad.

Los inconformes exigieron que se abran los archivos militares del caso y entregar a los elementos involucrados en la desaparición de los jóvenes, además de que se acabe con las desapariciones forzadas y las violaciones a los derechos humanos.

Tras el mitin, algunos manifestantes lanzaron cohetones y petardos a las instalaciones militares e, incluso, derribaron una de las puertas del Campo Militar, mientras que los elementos de la policía militar repelieron las agresiones con piedras y agua.

Esta decisión causó diversas críticas pues los chorros de agua alcanzaron únicamente a periodistas que cubrían los hechos.

Desde la semana pasada, familiares y activistas empezaron con las manifestaciones previo al aniversario de la desaparición de los normalistas.

El miércoles, cientos de personas protestaron también y vandalizaron la Embajada de Israel en México, a cuyo gobierno exigen la extradición de Tomás Zerón, exdirector de la extinta Agencia de Investigación Criminal y acusado de irregularidades en el caso.

Ayer, otro grupo se manifestó frente a las oficinas de la Fiscalía General de la República (FGR) donde se usaron bombas molotov y se agredió a policías con diversos objetos como piedras. Además, ayer también un juez concedió un amparo provisional a Murillo Karam para protegerlo de su procesamiento por el caso.

El arresto de Murillo Karam es el de mayor perfil hasta ahora del caso Ayotzinapa y ocurrió tras el informe de la Comisión para la Verdad, que concluyó el 18 de agosto que la desaparición de los 43 estudiantes fue un «crimen de Estado» con autoridades involucradas de todos los niveles y que no hay indicios de que estén vivos.

Foto: Twitter @antimonumenta

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario