El presidente de Rusia, Vladimir Putin, afirmó este martes que su reciente propuesta de revisión constitucional no tiene como finalidad «prolongar su poder» luego de que concluya su mandato en 2024.

«Las enmiendas que propuse son simplemente dictadas por la vida (…) He adquirido la certeza al ejercer mis funciones de presidente y de jefe de gobierno que algunas cosas no funcionan como deberían», declaró Putin.

En una reunión con representantes de la sociedad civil transmitida por la televisión, Putin negó que busque prolongar su permanencia en el poder como han acusado sus detractores.

«¿Deberíamos prolongar el poder del actual presidente? Pienso que no», agregó Putin, quien no puede volver a presentarse en 2024 a la presidencia, pues alcanzó el límite constitucional de dos mandatos consecutivos.

Putin sorprendió en enero al proponer una serie de cambios que transfieren al Parlamento prerrogativas como la designación del primer ministro, refuerza poderes del presidente y el papel del Consejo de Estado, hasta ahora un órgano consultativo.

Al respecto, los diputados rusos aprobaron el jueves por unanimidad y en primera lectura todas las enmiendas constitucionales. El presidente dijo el martes que espera que el texto sea adoptado definitivamente de aquí a poco más de tres meses.

Las reformas deben ser sometidas a votación de los rusos, pero no ha sido anunciado ni en qué forma ni cuando.

Para muchos analistas, Putin organiza con esta reforma el período posterior a 2024, cuando termine su mandato, dejándose un máximo de puertas abiertas para preservar su influencia en el país que dirige, como presidente o primer ministro, desde hace 20 años.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario