El hombre que había sido detenido por su probable participación en el asesinato de dos mujeres periodistas en Cosoleaque, Veracruz, fue liberado tras confirmarse que fue confundido con otro individuo, reconocieron autoridades locales.

La fiscalía de Veracruz había informado la tarde de ayer la captura de Jesus «N», alias «El Mara», pero por la noche se reportó que se trató de una «homonimia» al llevar el mismo nombre del presunto implicado en los crímenes.

«Fue puesto en libertad de inmediato para evitar vulnerar sus derechos», detalló la dependencia en un comunicado.

Las autoridades aseguraron que siguen en la búsqueda de los posibles involucrados en el asesinato de Yessenia Mollinedo Falconi, directora del portal El Veraz, y de la reportera Sheila Johana García Olivera.

Las periodistas fueron asesinadas a tiros el pasado 9 de mayo en el municipio de Cosoleaque, Veracruz.

Autoridades mexicanas dejaron en libertad este martes a la persona que habían detenido como presunto responsable del asesinato de las periodistas Yesenia Mollinedo Falconi y Sheila Johana García Olvera, a quienes mataron el pasado 9 de mayo en el oriental estado de Veracruz, al comprobarse «que se trató de una homónimo».

Jesús «N» había sido capturado por agentes de la Coordinación Nacional Antisecuestros y de la Fiscalía General del Estado de Veracruz (FGE).

Horas antes de ser puesto en libertad, un grupo de repartidores de comida rápida se manifestaron frente a la sede del Poder Ejecutivo para denunciar que Jesús «N» había sido detenido injustamente.

Los inconformes, compañeros de trabajo del detenido, revelaron que el joven es un estudiante de un tecnológico y que el día que ocurrieron los crímenes se encontraba en la ciudad de Xalapa, a más de 300 kilómetros de distancia del lugar de los hechos

Recordemos que tras el crimen, las autoridades revelaron que seguían cuatro líneas de investigación, dos de ellas relacionadas con los primeros indicios que se levantaron en el lugar de los hechos. Otra más tiene que ver con la actividad que desarrollaban las víctimas en el medio electrónico, y la cuarta está relacionada con la filtración de unos audios.

Con Mollinedo y García sumarían once los periodistas asesinados en México en lo que va de año, si se comprueba que sus muertes se produjeron en relación con su labor, según organizaciones nacionales de periodistas. Sin embargo, la Secretaría de Seguridad solo reconoce 9 casos este año, con 19 presuntos responsables detenidos o buscados, y 16 vinculados a proceso penal.

Con cerca de 150 periodistas asesinados desde el 2000, México es uno de los países más peligrosos para la prensa, según la organización Reporteros Sin Frontera (RSF).

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario