Reino Unido autorizó este miércoles el uso de emergencia de la vacuna contra el Covid-19 desarrollada por la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech, dando luz verde a la primera del mundo contra el coronavirus que está respaldada por ciencia rigurosa y que busca ayudar a poner fin a la pandemia que ha golpeado el mundo.

El visto bueno a la vacuna coincide con un repunte de los contagios en Estados Unidos y Europa, que eleva la presión sobre hospitales y morgues en algunos lugares y obliga a imponer nuevas restricciones que han afectado en gran medida a las economías.

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA), encargada de conceder las licencias a los fármacos en Gran Bretaña, recomendó el uso de la vacuna tras revisar los resultados de los ensayos clínicos que mostraron que tenía una efectividad general del 95%, y que ofrecía una protección significativa a los ancianos, que están entre los grupos de riesgo.

«La ayuda está en camino», dijo el secretario británico de Salud, Matt Hancock, a la BBC, agregando que la situación podría comenzar a mejorar en los próximos meses. «Ahora tenemos una vacuna. Somos el primer país del mundo que tiene una autorizada formal y clínicamente, pero hasta entonces tenemos que aguantar, tenemos que mantener nuestra determinación», afirmó.

Recordemos que Estados Unidos y la Unión Europea también están revisando el fármaco de Pfizer, además de uno similar de su competidor Moderna Inc. Los reguladores británicos evalúan además otra fabricada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Gran Bretaña espera recibir el primer cargamento de 800.000 dosis «en unos días», dijo Hancock, señalando que la campaña de vacunación comenzará en cuanto el Servicio Nacional de Salud tenga el fármaco. Se espera que este mismo miércoles se presenten los detalles del plan de vacunación, aunque Hancock adelantó que los residentes en centros de mayores, las personas de más de 80 años y los trabajadores de la salud estarán entre los primeros en inmunizarse.

El director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, calificó la decisión británica como «un momento histórico». «Nos estamos centrando en avanzar con el mismo nivel de urgencia para suministrar de forma segura una vacuna de alta calidad en todo el mundo», afirmó Bourla en un comunicado.

Sobre la autorización en Reino Unido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este miércoles que recibió datos de Pfizer y BioNTech sobre su vacuna contra el COVID-19 y que la está revisando para una «posible inclusión en una lista de uso de emergencia», un referencial para que los países la autoricen a nivel nacional.

La MHRA afirmó que la OMS está en discusiones con la agencia sobre la posibilidad de acceder a parte de la información de su evaluación, que podría acelerar su inclusión en el listado de emergencia.

En el marco del anuncio del gobierno de Reino Unido, el presidente ruso, Vladimir Putin, pidió a las autoridades sanitarias que comiencen a finales de la próxima semana las vacunaciones «a gran escala» contra el coronavirus en el país.

«Les pediría que organicen el trabajo para que a finales de la semana que viene comencemos la vacunación a gran escala», declaró el mandatario en una videoconferencia, dirigiéndose a su vice primera ministra, a cargo de la Salud, Tatiana Golikova, estimando que «la industria y las infraestructuras están listas».

Por su parte el ministro de Salud ruso, Mikhail Murashko, aseguró que más de 100,000 personas ya han sido vacunados contra el COVID-19, esto durante una presentación por parte de Moscú de su vacuna Sputnik V ante Naciones Unidas.

El canciller Marcelo Ebrard también se refirió a la autorización que la vacuna de Pfizer-BioNTech recibió en Reino Unido.

Indicó que en México la autoridad regulatoria, la Secretaría de Salud a través de la Coferpis, ya tiene la solicitud correspondiente de autorización para la vacuna contra el nuevo coronavirus, reiterando que la vacunación en nuestro país comenzará este mes.

«Lo que muchos suponían imposible ahora es una realidad: la vacunación está por iniciar en diciembre 2020», indicó Ebrard.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario